Televisores con internet: experiencia y contenidos

Sony Bravia

Ha sido uno de las tendencias más claras del recién terminado CES, el auge de las televisiones con conexión a internet, lo que se traduce en un intento de «puentear» a los que apuestan por un cacharro junto a la tele que lleve internet a la pantalla principal del hogar (desde las consolas hasta los set-top boxes sin olvidarnos de los HTPC). Algunos doblan la apuesta que ya hicieron como Sony con los Sony Bravia y otros, como LG, que empiezan ahora a ofrecer «tvs con ethernet».

Esta apuesta de los fabricantes tiene un reto y un premio jugoso si lo hacen bien. El reto es el ofrecer una experiencia de internet lo suficientemente buena, algo que ya comentamos cuando hablamos de una empresa española que se ha adentrado en este mismo empeño, Sincroniza: las expectativas son diferentes (enchufar y listo, nada de instalar o configurar), la forma de utilizarlo también (en grupo frente al uso individual del ordenador) y la adaptación de servicios en la red, fundamental (es imposible leer una web en una tele de las de hoy en día a no ser que estés pegado a ella).

A todo ello hay que añadir el problema de la apertura, íntimamente relacionado con el «jugoso premio» que mencionábamos: cobrar por servicios y no sólo por el televisor, lo que están buscando todos los fabricantes desde Nokia hasta Microsoft y que ejemplificó perfectamente Apple con la fórmula iPod+iTunes. A más apertura, más dificultar en cobrar por servicios (básicamente venta y/o alquiler de contenidos), pero si lo haces demasiado cerrado, el usuario acabará buscando formas de hacer lo que quiere. ¿Cuántos poseedores del Apple TV han instalado otro software porque el dispositivo es poco más que un cliente de iTunes? No digo que todos los usuarios acaben utilizando Boxee, pero sí que el «disco duro multimedia» ha sido uno de los regalos estrella de las navidades en España.

Más información: Televisores en el CES, en Xataka.

Artículo relacionado: El televisor ordenador de Intel y Yahoo.

Los comentarios están cerrados.