Intermediarios en la industria de los contenidos y su negocio

DiggLa industria de los contenidos es probablemente la más intermediada de las que están condenadas a vivir en la web. Y digo condenada porque maldita la gracia que le hace a gran parte de ella este asunto, la aversión a internet de muchos editores y productores no es infundada, el modelo en la red tiene que ser irremidiablemente distinto y va a dar de comer a más bocas, los intermediarios primero.

El primer gran intermediador es, como no, Google. En realidad lo son todos los buscadores, pero para el caso que nos ocupa, «la gran G» sirve para ilustrar la situación. Obvia subrayar que para el usuario es una bendición la existencia de Google, ante la vastísima cantidad de información en la web ¿cómo aproximarnos a ella sin ayuda para reducir su complejidad, que organice y nos ofrezca una jerarquía? Ahí empieza el gran problema de la industria de los contenidos en la web, ningún soporte por si sólo es capaz de responder a todas las preguntas del usuario, por lo que Google acaba siendo la página de inicio; ahora nuestros lectores de periódicos, oyentes de radio y televidentes accedes a los contenidos buscando, no de forma directa. A partir de ahí, nada que no se conozca, la mayor parte del negocio provocado por la demanda de contenidos (bueno, también de servicios) por parte del usuario lo hace una compañía que no crea ninguno y que vende algo que da gratis: salir arriba en la página de resultados. Tráfico al fin y al cabo.

Google NewsEste último punto es interesante porque apunta al modelo al que están llamados todos los intermediarios en la industria de los contenidos. Vender lo que se da gratis, visitas, usuarios, atención. Pero no adelantemos acontecimientos, hay otros intermediarios bastante conocidos, los agregadores, ya sean automáticos (Techmeme, Google News) o sociales (Digg, Menéame). Cuando los editores blasfeman al hablar sobre Google News, muchos se echan las manos a la cabeza, pero en realidad, esos viejos editores tienen sus razones. Una cosa es que la gente usara el buscador para llegar a datos, pero, ¿para llegar a la información, a la actualidad? El lector todavía identifica cabeceras, líneas editoriales, la visión del mundo que puede transmitir un medio. Google News acaba con eso y los periódicos se quejan. Es razonable, ser intermediado desplaza mucho poder y el de un medio no es el número de páginas vistas sino el de lectores habituales. Claro que en un mundo en el que existe Google News, es mejor estar ahí que no estar. La buena noticia es que, de momento, Google News es bastante flojo, la mala que hay tantos proyectos en la nevera alrededor de la agregación, que alguno va a tener que funcionar.

No nos olvidemos de otros modelos, como el de Techmeme y el de Digg. Ambos son redirectores de tráfico brutales, pero con poco negocio comparado con Google, de hecho Digg tiene serios problemas. La mayor dificultad que tienen es que quieren comercializarse como soportes finales, con publicidad premium, no como intermediarios que venden tráfico. Cierto que, hasta cierto punto, con banners se vende tráfico, pero el modelo de AdWords en el buscador resulta muy diferente: compras ser un resultado de la búsqueda, pero en Digg (o Menéame) no puedes comprar estar en el river of news de los usuarios, al menos de momento. ¿Hacerlo espantaría a sus usuarios? ¿hay una fórmula para llegar a un equilibrio? Al final se trata de que los medios en lugar de gastarse dinero en agencias que les consigan «meneos», pagar directamente a la web y que aparezcan como «meneos patrocinados».

Todos los que nos dedicamos a contenidos tenemos que asumir el escenario, nos gusta más o menos, hay que saber conjugar todo eso del SEO y el SEM y que cada visita que llega desde Google es «prestada». No se puede jugar otra partida, salirte del buscador (puedes pedirle que no te indexe) es un suicidio y sólo queda pelear cada lector habitual a fuego, poniéndolo por encima de cualquier otra consideración. En esto último es donde radica parte de la contradicción de los medios actualmente, tratan regular al visitante habitual (no se personalizan, no le dan el RSS completo, le ponen la misma publicidad que a alguien venido de buscadores) pero luego quieren vivir como si estuviesen todavía en el kiosko o en la tele.

El mundo de los contenidos no se acaba en el texto ni mucho menos. Hay que hablar de la música online y del vídeo, donde la vieja industria se resiste con Hulu a los nuevos intermediarios, que no son otros que Youtube y compañía. Pero eso, en el próximo capítulo.

Techmeme y el fracaso de la edición algorítmica

techmemeTechmeme, una de mis webs predilectas, cambia de modelo renunciando a la la edición algorítmica de su portada. «Las noticias automatizadas no funcionan», proclaman en el blog oficial, señalando que agrupar y ordenar resultados de plena actualidad es algo en lo que el mejor algoritmo tendrá una mayor tasa de error que editores humanos.

Aunque siempre he entendido que Techmeme es realmente un agregador basado en personas, cuya portada se construye a partir del criterio de una serie de fuentes consideradas «autoridades», su capacidad de «escalar» está íntimamente relacionada con el hecho de automatizar varios de los procesos de edición: agrupar, ordenar, modelar el concepto de autoridad de una fuente. Días después de confirmar el cambio, Techmeme sigue siendo el mismo sitio valioso para seguir los temas candentes en el sector tecnológico en Estados Unidos (muy superior a otras alternativas, nada que ver con el muy pobre Google News), pero el mensaje enviado de que la detección de contenidos de calidad seguirá cayendo en personas es muy interesante de cara a todos los que quieren hacer negocio con la agregación en el sector media.

Google Blogsearch a lo Techmeme

Google Blogsearch captura

Google Blogseach evoluciona hacia un modelo que podríamos calificar como una mezcla de Techmeme y Google News. Si vamos al buscador de blogs de Google (hay que tenerlo configurado en inglés), encontramos un listado de los temas más candentes en la blogosfera anglosajona, con la posibilidad de filtrar por temática (política, tecnología, etc…) y agrupando los artículos que hablan de la misma historia.

TechMeme me resulta mucho más efectivo a la hora de detectar los temas más interesantes. El nuevo Google Blogseach asume la filosofía de Google News, de agregar cuantas más fuentes mejor y también repite su mayor defecto, la dificultad de detectar quienes tratan con más calidad cada historia. No me sirve tener 300 fuentes hablando de un tema, no las voy a leer todas, me sirve que se me de la discusión de las mejores, de las que más saben de ese tema.

Al igual que ocurre con Google News, este nuevo agregador de Google falla al querer ser completamente algorítimico y rechazar realizar ningún tipo de labor editorial. TechMeme sí que hace esa labor, selecciona una serie de fuentes que considera autoridades y le da ese componente «humano» a la agregación. Claro que eso desemboca en otras limitaciones: menos variedad de puntos de vista y el sesgo introducido por el grupo considerado como «experto»… pero en todo caso, aporta mucho más valor al ofrecer mucha menos información.

El nuevo Google Blogseach no está mal, probablemente guste a quien le parezca bueno Google News, pero sigo pensando que la idea de Google de agregación puramente algorítmica es fallida, al menos con las tecnologías que aplican a día de hoy, lo que vale para un buscador no tiene por qué valer para un agregador. El día que pongan en valor los datos que agregan los cientos de miles de usuarios de Google Reader, probablemente hablaremos en otros términos.

¿Qué es realmente Techmeme? Proyectos en español

techmemeTechmeme es uno de los servicios más interesantes para mi perfil de usuario, de «consumidor masivo de información». Desde hace más de dos años que lo utilizo y no lo he sustituido por ninguna de las alternativas que han aparecido: la señal «calidad/ruido» de Techmeme me parece la mejor que he encontrado en lo que búsqueda de la calidad en contenidos en la web sobre tecnología se refiere.

Como era de esperar, varios proyectos hispanos se han puesto en marcha para tratar de emular lo que Techmeme ha logrado. Sin embargo, creo que en algunos casos han optado por un camino diferente y eso se nota en los resultados que se están obteniendo. Para mí la clave del éxito de Techmeme es que es un agregador basado en personas. Aunque utilice un algoritmo para clasificar y organizar la información, lo importante es que quienes determinan qué es destacado y qué no, es un conjunto de bloggers y periodistas del sector, elegidos desde el criterio de la calidad de su trabajo y no de estar en tal o cual medio. Al final, el resultado es muy bueno porque esta selección de fuentes es acertada. Ojo, en los enlaces finales que provee Techmeme no aparecen ellos sólo, pero si que determinan la «agenda informativa» del agregador.

¿Qué está sucediendo con los proyectos en español?

  • Tecnomeme, que parece abandonado hace tiempo. Su mayor error – en mi opinión – fue meter a los medios tradicionales como si fuesen una autoridad en tecnología. ¿El resultado? Pues una sección de Google News, que ya hace eso, y un montón de noticias de agencias repetidas en portada. Una lástima, fuero pioneros.
  • Blodico. Recién salido, apuesta por más temáticas, además de la tecnología. A priori parece no caer en el pecado de añadir demasiados medios y clasifica mediante un ranking propio. Si siguen abriendo la mano, acabarán pareciéndose más a Wikio que a Techmeme.
  • Blindice. Es el que utilizo a día de hoy como techmeme en español. El peligro que le veo es tender hacia fuentes que se configuran como «informativas» más que tener en cuenta la autoridad/calidad de las mismas, pero de momento me está resultando útil.

De momento creo habrá que seguir la evolución de Blindice y de Blodico para tener un agregador de calidad sobre tecnología en castellano. Cada vez más vamos a necesitar herramientas de este tipo para manejarnos ante la sobredosis de información que se produce.

Blogrunner, New York Times como distribuidor de contenidos

New York TimesLo comenta José Luis en Infotendencias, New York Times sigue apuntando al futuro de los periódicos online con Blogrunner. Cierto que no ha sido el primero en agregar contenidos de terceros, pero quizás sí el único de su relevancia que ha dado el paso con tanto acierto. Su propuesta es añadir en la sección de tecnología las cabeceras creadas por Blogrunner, con lo que obtienen una sección muy similar a Techmeme: un agregador de noticias de tecnología de webs externas (incluidos muchos blog) dentro del New York Times.

La principal diferencia de Blogrunner en NYT respecto a Techmeme radica en que en el caso del periódico hay supervisión manual por parte de editores, mientras que lo que proporciona el segundo es fruto exclusivo de un algoritmo. Aún así, la filosofía de Techmeme sigue siendo el filtrado por parte de personas (bloggers seleccionados) de lo que es relevante, no la agregación en bruto de Google News que ofrece unos resultados mucho más pobres.

Un movimiento impensable para la mayoría de los medios españoles, que todavía siguen en muchos casos sin poner un enlace en sus artículos, no vaya a ser que el lector se entere de que existen otras webs en internet. En la época de la economía de la atención, con cada vez más creadores de contenidos, New York Times apuesta por ser un hub, un distribuidor de contenidos de terceros. Y es que una de las claves por la que gente lee muchos blog es porque proporcionan buenas referencias, ayudan a descubrir nuevos sitios interesantes y análisis que van más lejos de que el propio blogger es capaz de aportar. Sin ir más lejos, lo que comenta publishing 2.0 sobre el tema.

Technorati a lo Techmeme / Digg

TechnoratiTechnorati presente un Techmeme basado en su ranking. El anuncio de «Technorati Topics» lo hicieron ayer y el resultado son un conjunto de páginas que agregan noticias indexadas por el buscador sobre un determinado tema (tecnología, deportes, política, etc…). No aparecen todos los blogs, sino que la selección la han realizado en función de su ranking, con lo que sólo aparecen las que tengan una determinada puntuación, una frecuencia de publicación y utilicen etiquetas relacionadas con el tema. Por supuesto, todas las fuentes están en inglés.

De alguna manera, Technorati se aproxima al modelo de Techmeme, selecciona un conjunto de fuentes que entiende son de calidad para elaborar un portal en el que agrega la información. Sin embargo, el resultado es más parecido a Digg, un listado de noticias, sin que se agrupen las conversaciones como ocurre en Techmeme y sin una aparente selección de los temas más importantes del día. Si uno necesita un poco más de saturación de información, puede aprovechar estos «Technorati Topics», para algo de mayor valor, mejor seguir con Techmeme.

En España hay «un Techmeme», llamado Tecnomeme, que trae algunas de las buenas ideas del original perdiendo alguna. Entre estas últimas se encuentra el hecho de agregar y tomar como fuente a medios generales y no a blogs. Para mí el punto fuerte de Techmeme es la selección de un grupo de bloggers expertos en tecnología que actúan como filtro de lo más importante y de las fuentes válidas de información. Tirar directamente de medios que no participan en la conversación, que no enlazan a nadie y que publican noticias de agencias,resta valor – en mi opinión – a la propuesta, cuyo mejor activo es el ser filtro colaborativo realizado a partir del criterio de personas con nombre y apellidos que son expertos del tema. En todo caso, un servicio a seguir.

Relacionadas:

Memeorandum (techmeme), agregación y visibilidad

Memorandum

Leo muchos blog, demasiados. Tantos que ya he desistido de leer frecuentemente aquellos que no están en castellano por falta de tiempo. Incluso usando un agregador, cuando llego a muchas noticias y conversaciones es demasido tarde. Quizás por eso me ha gustado tanto Memeorandum. Memeorandum es un agregador de noticias que hace una selección de las entradas según el número de enlaces recibidos. Así sólo aparecen en Memeorandum las entradas más enlazadas, realizando una selección de aquello de lo que más se habla en la blogosfera anglosajona en dos temáticas: tecnología y política.

Y realmente lo hace muy muy bien. Lo llevo probando desde que Scoble lo reseñó y la verdad es que se ha convertido en uno de esos recursos que te ahorran mucho tiempo y de los que te preguntas cómo podías estar antes sin él. Es pariente lejano de la lista de enlaces más populares de del.icio.us, pero se diferencia en que agregan sólo los weblogs preseleccionados, ahora mismo unos 2000.

Memorandum es además un ejemplo de la tendencia en la que también tenemos como exponente de éxito a Digg y es la de comunidades sin editores. Aunque el objetivo de Memeorandum no es de crear una comunidad que discuta ciertos temas al estilo Barrapunto, SlashDot o BandaAncha, muestra como funciona una selección de noticias sin presencia de ningún editor. ¿Qué es preferible, editores que seleccionen bajo su propio criterio o la selección de lo más popular y enlazado? La primera opción nos lleva a la censura de los que eligen los temas a publicar, la segunda a que historias interesantes pero de poca popularidad sean todavía menos visibles. Cada modelo tiene sus virtudes y limitaciones, por lo que es una suerte contar con exponentes de ambos… ¿para cuando un Memeorandum en castellano?