Y Ning va a parar a manos de… Glam Media

NingEn lo que podemos calificar como un giro insospechado, Glam Media anuncia la compra de Ning, el servicio para crear «redes sociales verticales / comunidades» que recientemente paso del freemium al pago puro.

Y digo insospechado porque una empresa de medios – aunque fuese de «nuevos medios» – no parecía el destino natural de Ning, que además ha tenido que olvidarse de valoraciones de varios cientos de millones de dólares para firmar una venta cifrada en 150 millones de dólares. Parece claro que Glam difícilmente podrá vender la publicidad destinada a sus sitios actuales – publicaciones enfocadas al público femenino – en una plataforma de contenido de usuario, pero también que Ning le abre el camino a algo que hemos comentado varias veces por aquí, el sueño de las publicaciones de convertirse en plataformas.

Ning cierra las comunidades gratuitas, el freemium también en crisis

NingNing, el servicio para crear «redes sociales verticales / comunidades» anuncia un cambio de modelo importante: cierre del servicio gratuito y sólo permitirán que sigan funcionando los proyectos de los clientes de pago. El comunicado oficial (vía Paid Content) es bastante claro, los actuales usuarios del servicio gratuito de Ning tienen dos opciones: o pasar a ser de pago o migrar «fuera de Ning», para lo que plantean formas de exportación de datos, todavía por ver.

El freemium no ha funcionado para Ning. Parte del problema es que la aproximación «a lo social» de Ning en su momento parecía lo razonable: comunidades por afinidad temática con un valor muy interesante al añadir segmentación temática al potencial publicitario de las redes sociales. Sin embargo vamos a un escenario en el que «lo social» no tiene tanto que ver como una web destino (aunque también, pero con concentración en Facebook) como con ser una característica «transversal» de toda la red.

Cuando han dado este corte es porque el coste de las versiones gratuitas era superior a los ingresos por publicidad, y en coste no sólo apuntaría a mantenimiento, servidores y ancho de banda, sobre todo pienso en el distinto coste por complejidad gestionando dos millones de redes frente a tener 20000. Para los usuarios, a falta de ver cuán fácil es llevarse los datos y continuar en otro servicio (herramientas de migración, redirección automática), toca tomar nota de lo que puede suponer utilizar un servicio gratis con el que se aceptan condiciones de uso por las que de repente te encuentras en la disyuntiva: o pasas a pagar o se acabó la fiesta.

Relacionado: Ning frente a Google Friend Connect

Ning frente a Google Friend Connect

NingCada vez que uno de los grandes hace un movimiento lo siguiente suele ser buscar a los «damnificados», aquellas empresas sobre cuyo mercado se ha volcado. En el caso de Google Friend Connect muchos ojos se han movido sobre Ning, el servicio que permite crear redes sociales a sus usuarios.

Marc Andreessen – fundador de Ning – ha decidido ver el vaso medio lleno afirmando que Google Friend Connect será un gran impulso para OpenSocial y como Ning permite el uso de estas APIs para construir aplicaciones sobre sus redes sociales… pues que están encantados.

Por supuesto eso no es todo, la clave del movimiento es si vamos a un escenario en el que triunfen las redes sociales verticales, como producto final, o, como Google Friend Connect postula lo social será una funcionalidad que enriquezca otras experiencias en la web. Ning ofrece un valor diferente que es el de permitir construir un producto final, la apuesta que Andreessen defiende como ganadora, pero en el fondo compiten en ser la solución para web social. ¿Mi opinión? Me convence más la filosofía de Google Friend Connect, aunque la ejecución de Ning sea bastante mejor.

Tomatime, código libre para crear redes sociales

tomatimeTomatime es una red social cuyo código ha sido liberado y está disponible para descarga. El resultado es que cualquiera puede cogerlo, modificarlo, instalarlo y utilizarlo para crear una red social en su propio servidor, aunque por su tipo de licencia no es adecuado para usos profesionales. Sus creadores, Flowers In Space (apunten su nombre porque este año creo que van a dar que hablar), han elegido para Tomatime lo que llaman una licencia «Web Retrosocial»: puedes hacer lo que quieras con el código, pero si obtienes un beneficio de él debes destinarlo a ayuda infantil mediante un sistema de votación de los usuarios que tengas (lo que no deja de ser una limitación importante de la libertad de uso).

¿Para qué se puede utilizar entonces Tomatime? Bueno, hay muchas organizaciones a las que les puede venir muy bien, una red social puede articularse como un complemento de la experiencia en un sitio web con más elementos y, en todo caso, la licencia apunta a los beneficios, no a los ingresos. A esto hay que sumar que Tomatime está construido sobre Ruby on Rails, por lo que también es un proyecto interesante de cara a aprender sobre este framework.

Una propuesta muy muy interesante la de Tomatime. Ahora mismo las opciones más populares de CMS para crear una red social sin tener que empezar de 0 son Dolphin (que no me acaba de convencer), Drupal (requiere bastante trabajo adicional, pero es la que más me gusta), Movable Type Community Solution de Six Apart (lo conozco muy poco, lo confieso) y también tenemos a Ning, que me resulta muy rígido. Tomatime puede ser una opción más a considerar si la red social que quieres montar no tiene ánimo de lucro y te gusta la idea de destinar los beneficios a ayuda infantil.

Para ver la implementación, puedes hacerlo en Tomatime. Descarga de código en el proyecto en Google Code.