Atrix y Eee Pad Transformer: la convergencia hacia un sólo dispositivo

Motorola Atrix con el dock

Retomamos poco a poco Error500 y lo hago con dos dispositivos que han aterrizado en los últimos meses y que al menos ofrecen un valor diferenciador frente a la monotonía de tablets y smartphones. Me refiero a Motorola Atrix y al Asus Eee Pad Transformer que ejemplifican sendos intentos de converger a dispositivos capaces de aglutinar a varios de los que hoy pueblan el mercado de gadgets.

Sobre todo Motorola Atrix es una apuesta decidida por tener “un sólo cerebro” (el móvil) que se conecta a muchas pantallas y en cada una da una versión diferente. Por si sólo es un Android de gama alta, conectado a una base multimedia es un reproductor y enchufado a un LapDock hace las veces de ordenador portátil. El Asus Eee Pad Transformer lo he estado probando unas semanas y con su propuesta de “teclado que aumenta la autonomía” comienza también a señalar el camino que pueden tener los tablets de cara a acabar sustituyendo definitivamente a los netbooks.

Ambos son productos a los que queda recorrido para conseguir esa convergencia real que permita tener la potencia del dispositivo especializado con uno “integrador”. El tablet de Asus adolece que Android Honeycomb no es precisamente el mejor sistema para un portátil y con Atrix tengo pendiente analizar si el sistema alternativo desarrollado por Motorola cumple, aunque poder lanzar un Firefox completo es un buen síntoma inicial.

Al final se trata de un tipo de propuesta que, creo, cada vez va a tener más sentido: menos cacharros por los que pagar y que tener que cargar, más simplicidad en la tarifa de datos y menos sistemas operativos que aprender y padecer.

PD y disclaimer: En Xataka tenemos ahora entra en Atrix un espacio en el que poder ganar el cacharro y ponerlo a prueba