Archivado con la Etiqueta: mobuzz

Mobuzz cierra y el 2009

mobuzz

Finalmente Mobuzz ha cerrado tras todo el culebrón de las donaciones y la campaña viral que se organizó a partir de la petición de las mismas. En la página oficial explican que devolverán el dinero a los que donamos y que Anil – su fundador – no descarta reorganizar el proyecto y regresar con un nuevo modelo. El País recoge – por una vez – algunos buenos enlaces sobre como ha acabado la historia.

No lamento el cierre de Mobuzz.tv sólo por la gente que estaba en el proyecto, también por el sector. En puertas de un 2009 en el que parece seguro que no veremos el comienzo del fin de la crisis, el cierre de un proyecto con la ambición de Mobuzz en el sector “nuevos medios en internet” y todo el ruido que ha hecho en su caída, arroja un mensaje poco optimista a emprendedores, inversores y opinión pública. Mucho se ha escrito sobre modelo, estructura de costes y comercialización de Mobuzz, para mí es un ejemplo claro de producto adelantado a su tiempo. Tanto ellos – si finalmente regresan – como el resto de actores del sector “vídeos profesionales para internet” necesitarán abrirse a otras fórmulas de publicación y comercialización de contenidos. La publicidad en el vídeo en internet apenas ha llegado a los grandes medios que aprovechan sus brazos comerciales en otras áreas (prensa, televisión) para vender también internet. Aunque 2009 se presente frío en inversión publicitaria y un proyecto como Mobuzz haya cerrado, lo razonable es que vayamos a un escenario en el que internet y el vídeo en ella suban en porcentaje de mercado y no al revés.

Mobuzz y el marketing viral

mobuzz

Mobuzz sigue adelante, como explica Anil en el vídeo colgado en su web. Afirma que han ingresado más de 30.000 euros (bastante lejos de los 120.000 que decían necesitar), pero que con la repercusión alcanzada han conseguido cerrar acuerdos que les van a permitir seguir (publicidad, acuerdos de hosting para reducir costes). Habrá Mobuzz a partir de mañana y una nueva oportunidad para intentar mantener un videoblog profesional en la red en estos tiempos de crisis y con la publicidad como única vía de ingresos.

Aunque servidor no ha acabado de entender muchas de las reacciones “anti donación” a Mobuzz, toda vez que es un modelo de pago opcional por algo que es gratis, el punto más interesante de toda la historia es como se ha desarrollado como un caso de eso que llaman “marketing viral“. Parido por completo dentro de la blogsfera, amplificado por Menéame y recogido por los medios, el caso es que Mobuzz ha logrado una visibilidad extraordinaria a un coste marginal, la receta de todos aquellos que quieren “tener un viral”. Más o menos planificado, creo que de nuevo muchas de las reacciones contrarias se han producido por el hartazgo del marketing viral por parte de mucha gente. Salen a pedir dinero ante una posible quiebra y la reacción de parte de los internautas es pensar que todo es un montaje para lograr que se hable de ellos. Al menos es un punto a anotar para todos aquellos que quieran imitar el gesto.

Hay muchas más reacciones contra la iniciativa (las comenta por ejemplo, Luis Alonso-Lasheras), pero el balance de la experiencia creo que es muy positivo para Mobuzz. Más información en el post anuncio de Enrique y el recopilatorio que hizo Javier sobre el tema. Personalmente doné más por simpatía gremial que por afinidad con el servicio, del que apenas he visto un puñado de programas.

Relacionado: Mobuzz, crisis y economía del afecto.

Mobuzz, crisis y economía del afecto

mobuzz

Mobuzz tiene serios problemas económicos que podrían desembocar en la desaparición de este videoblog profesional. Lo explican en salvar Mobuzz, se han unido la caída en ingresos publicitarios por la crisis con las dudas de posibles inversores que podrían sostener el proyecto vía ampliación de capital. En este coyuntura, en Mobuzz se ven obligados a recurrir a las donaciones, a esa forma de economía del afecto que popularizara Radiohead: paga por algo que puedes conseguir gratis.

No sé si Mobuzz va a conseguir los 120.000 euros que dicen necesitar para hacer sostenible el proyecto algunos meses más y sobrevivir a la peor parte de la crisis. Con una estructura de costes muy inferior a la televisión tradicional pero superior a la mayoría de “medios nativos” de internet, Mobuzz tiene que lidiar con el escaso desarrollo de la publicidad en el vídeo en internet en España, agravada por la crisis. Sería una lástima que descarrilara Mobuzz, supuso una fuerte apuesta de inversión y talento (con gente como Capitán) y reafirmaría que el negocio del videoblog hoy por hoy pasa – en castellano – por desembocar en la tele siendo el enésimo ejemplo de producto adelantado a su tiempo.

Relacionado: Hilario Pino en Negópolis.


.