Archivado con la Etiqueta: magpie

Magpie, publicidad en tu usuario de Twitter

Magpie Twitter

Magpie es un servicio que brinda la propuesta más obvia para el negocio en Twitter: intercalar anuncios en los mensajes del usuario. La idea es que sea el propio usuario el que consiga ingresos – y no Twitter – dándole su nick y contraseña a Magpie, que los usará para emitir mensajes a los “followers” del susodicho. En su página web te ofrecen una estimación de lo que ganarías si utilizases su sistema, que en todo caso dependerán de la frecuencia que permitamos de anuncios (por defecto uno cada cinco twitts), de los seguidores que tengamos y de la frecuencia de actualización (por relación con el primer factor).

En Twitter se están tomando su tiempo para articular un modelo de negocio, se lleva todo el año especulando acerca de como acabará generando ingresos. ¿Versión para empresas? Es algo que cualquier otra compañía puede hacer también, ¿algún modelo basado en publicidad e interrupción? Es el camino más directo y lo que quiere explotar Magpie. El grado de rechazo de la propuesta depende de cómo entendamos Twitter, si lo vemos más apegado a conversaciones personales (es lo que servidor ve más claro), sería casi una forma de spam; si lo vemos como una herramienta de publicación de contenidos (microblogs los llaman), pues casi es el modelo de siempre de publireportaje (no sé si los llamaran “micropublireportajes”).


¿Puede tener sentido en algún caso? En Twitter también hay servicios, desde alertas de cualquier tipo a canales RSS. En ellos parece más tolerable que pueda haber un anuncio, aunque el modo de trabajar de Magpie sigue siendo algo limitado: no puedo gestionar mi propia publicidad, sólo la que ellos vendan. ¿Llegaremos a ver AdSense para Twitter, servidores de anuncios para servicios de este tipo?

Último tema respecto a esto: la apertura de Twitter articulada mediante sus APIs puede provocar escenarios “peculiares”. Ellos no han articulado todavía un modelo de negocio, ni publicitario ni de pago por servicio, y mientras terceros pueden hacerlo con mecanismos que se pueden llegar a entender casi como spam por parte de algunos usuarios. Armas tienen si quieren dejarles fuera: prohibirles el acceso a la API (no he revisado las condiciones de uso de ésta, pero a buen seguro que se habrán cubierto las espaldas), cobrarles por su uso o acabar comprándolos e integrando el negocio en la plataforma.

Relacionados: Twitter. Calidad y relevancia en contenidos de internet, Escéptico respecto a Twitter para el gran público.