Las ventas de revistas para iPad, a la baja

iPad de Apple foto

Las ventas de revistas en iPad no sólo no crecen sino que están cayendo en las principales cabeceras que cosecharon éxito en su lanzamiento. Wwd publica las cifras de varias de ellas para el mercado USA, incluyendo las de Wired que está en un suelo de 23000 ejemplares vendidos en la edición de Noviembre.

Hay muchas expectativas de que el contexto del tablet iba a devolver a las revistas a la economía del kiosko frente a la dureza de internet, donde es tan difícil cobrar por contenidos y la unidad de consumo es el artículo y no la publicación. Con las revistas en iPad o entras tiendas de aplicaciones mi impresión es que están sucediendo dos cosas: por un lado se ha moderado el «hype» respecto a sus lanzamientos y hay mucha menor cobertura mediática de cada edición; por otro tenemos que la App Store de Apple no es demasiado amigable todavía para la forma de comercialización que los editores querrían, la suscripción. En todo caso, 2011 parece que será una prueba de fuego para estas expectativas y entender como los usuarios al final querrán acceder a contenidos en tablets.

Por cierto, en España se acaba de lanzar un proyecto de revista de tecnología, de momento con versión para iPad y descargable en la app Store. Se llama IMAG, el número 0 es gratis y tiene un factura visual estupenda.

La lectura (alguna) se desplaza al tablet

Ipad Kindle lectura

Interesantes datos los de la encuesta de ChangeWave sobre libros electrónicos y lectura en dispositivos especializados y no especializados, centrado en las dos estrellas de cada sector: Kindle y iPad. Las conclusiones es que deberíamos considerar el iPad como un lector (aunque sea una máquina multipropósito) porque realmente muchos de sus dueños lo utilizan como tal (76%) y que, partiendo de eso, le estaría comiendo mucho mercado a Kindle, a pesar de las bajadas de precios de Amazon. A eso hay que añadir que el área de los periódicos y las revistas está ya conquistado por el tablet.

A estos números creo que le falta también un enfoque cuantitativo, un dato interesante es qué dispositivo van a comprar aquellos que adquieren más de 15 libros al año, puesto que son los que van a justificar la apuesta de Amazon. En todo caso, una segunda derivada sería saber qué aplicación se está usando para comprar libros en iPad, si es la de Kindle tampoco es un mal escenario para la librería. Por último, creo que esto nos lleva a un 2011 en el que necesariamente Amazon se moverá mucho alrededor de Android, yo no descartaría para nada un tablet propio basado en este sistema.

El periódico sólo en iPad, cambiar las formas para mantener el fondo

News Corp, el grupo dirigido por Rupert Murdoch, anuncia que van a lanzar de la mano de Apple un periódico que sólo será accesible mediante iPad. Los detalles los tenemos en The Guardian: se llamará Daily, costará un dólar semanal y no tendrá versión en papel ni, lo más destacable, página para acceso mediante web.

El resumen del movimiento es cambiarlo todo (innovar en plataforma, experiencia de usuario) para que el negocio de fondo siga siendo el mismo y se vuelva a la era dorada de los periódicos tras «una breve interrupción por causa de la web». Para Murdoch se trata de poder demostrar la máxima alrededor del pago por contenidos en internet: si la calidad es alta y la experiencia mejor que en lo disponible gratis, la gente pagará, algo que en la web ha quedado desmentido varias veces: siempre han existido alternativas gratuitas lo suficientemente buenas como para no pagar, exceptuando a ciertos nichos.

Como con otros tantos proyectos, Daily tendrá que vencer un gran escepticismo. El desafió de tener un muro que impide el acceso mediante enlace, el ser compartido con otros o accesible mediante buscadores, la variable de la experiencia social de los contenidos, estar fuera de buscadores… son muchas variables en contra, todo ello salvando que en el debate entre aplicaciones y la web, están apostando por una única plataforma sobre la que desarrollar todo, dejando fuera a todos los posibles clientes que no tengan un iPad.

Relacionado: La tentación del modelo Murdoch-Bing para los medios

iPad, uso en casa y oportunidad para los tablets de siete pulgadas

iPad de Apple foto

Interesantes los datos de un estudio de Conde Nast sobre usos del iPad y de sus aplicaciones en él. Sus conclusiones creo que coinciden con los usos habituales que podemos observar: es un dispositivo que se utilizan eminentemente en casa y que se comparte familiarmente. Aunque para algunos usos esté desplazando al portátil, iPad no es un dispositivo móvil a tenor del estudio de Conde Nast de los usuarios de sus aplicaciones (Wired, GQ, Vanity Fair). A eso hay que sumar otro dato sorprendente, los lectores en iPad y iPhone pasan más tiempo con la publicación que los que leían la versión en papel.

Esto tiene consecuencias en el tipo de publicidad y experiencias que se pueden plantear al usuario (no basadas en localización, por ejemplo) y también como van a intentar mover comercialmente: hay una mayor «inmersión» del lector, que pasa mucho tiempo y al que se pueden proponer acciones nuevas y de alto impacto por el tamaño y posibilidades del iPad. También creo que es interesante a la hora de pensar cómo van a evolucionar los sistemas operativos para tablets, probablemente distinguiéndose de los de móviles (que son un dispositivo personal) y permitir diferentes cuentas de usuario.

Y, finalmente, abre la puerta a los tablets de siete pulgadas. Es la baza del Samsung Galaxy Tab que llega al mercado ahora en un hueco todavía no cubierto por Apple: el de los tablets que si llevaría la gente todo el tiempo y que cubrirían muchas funciones que hasta ahora han ocupado los teléfonos.

Jailbreak, una brecha que Apple no se puede permitir

iPhone 4 Apple

Apple podría tolerar el «Jailbreak» de sus dispositivos siempre y cuando se tratase de un fenómeno marginal, utilizado sólo por una minoría de usuarios muy avanzados. Aunque la tienda de aplicaciones no es un gran negocio de forma directa, que un usuario decida evitar la tutela de Apple respecto a qué software puede instalar en su teléfono supone sobre todo una pérdida de control por parte de la empresa de la manzana y la erosión del ecosistema de pago que ha creado.

El Jailbreak no sólo permite descargar software de otras fuentes como Cydia, permite instalar también a aplicaciones «crackeadas», motivos ambos por los Apple no se puede permitir su generalización: con su control de la plataforma Apple ha construido un sistema de incentivos para los desarrolladores, enfocados a fomentar ingresos para los mismos (entorno con una fuerte cultura de pago, comercialización fácil y directa, integración de sistemas publicitarios), no competencia con los propios servicios de Apple y respeto a los acuerdos de ésta con las telecos.

Jailbreak cada vez más popular

En los últimos tiempos, el Jailbreak ha cobrado protagonismo por hacerse explícita su legalidad en Estados Unidos, la aparición de un sistema que lo hacía tan sencillo como visitar una web (Jailbreakme.com, sólo válida para algunas versiones de los dispositivos Apple) y de voces reconocidas y populares en el mundillo Apple que lo practican y prestigian (Wozniak, Justin Long).

En Wired dan algunas cifras del movimiento de usuarios y desarrolladores, con espectaculares incrementos de tráfico en el repositorio alternativo a la App Store más popular, Cydia.

Apple contra el Jailbreak

Las dos mayores armas de Apple (una vez que la legalidad no está en el debate) para luchar contra el Jailbreak son la pérdida de la garantía si lo descubren (algo que es dudoso si se restaura el dispositivo) y la dificultad de hacerlo ante las medidas de seguridad con que arman el sistema. Ambas parecen insuficientes para frenar la tendencia hacia la práctica del mismo, por lo que no es de extrañar que estén definiendo nuevos métodos para luchar contra él, aunque por su naturaleza (bloqueo remoto del terminal por parte de Apple sin control del usuario), tendríamos que ver hasta donde son capaces de llegar a la hora de implementarlos.

El peligro aquí para Apple es que mantener sus dispositivos sin «liberar» se convierta en sinónimo de usuario poco espabilado, de que se prestigie el Jailbreak. Para ello no sólo van a necesitar hacerlo difícil, también que lo que se puede encontrar fuera en cuanto a aplicaciones, se pueda encontrar dentro de la plataforma con una experiencia mucho más fácil y segura. Juegan en contra de Apple las continuas prohibiciones de funcionalidades en aplicaciones en la App Store que sí que se pueden encontrar en Cydia y que hace que sean sus propios clientes los embajadores del Jailbreak a través del «mira lo que sí que puede hacer mi dispositivo y no el tuyo». Al final, si dispositivos como iPad replican el modelo de las consolas de videojuegos, era de esperar que compartieran el mismo tipo de problemas.

Apple puede no estar ganando mucho dinero con la venta de software, pero sí que necesita atraer desarrolladores a su plataforma y el mayor incentivo que ofrece es tener el mayor mercado de usuarios dispuestos a pagar por software. Ese es su «círculo virtuoso», a más inversión de terceros para desarrollar programas para sus dispositivos, más atractivos son estos para los usuarios, más venden hardware (donde está su negocio) y más mercado para quienes hacen software, cerrando el círculo. Y eso es el presente, hay un futuro donde habrá mucho más negocio en servicios: alrededor de la localización, del pago con el móvil, publicidad con iAd… si Apple quiere seguir controlando el terreno de juego, no se puede permitir que el porcentaje de usuarios que hace Jailbreak siga en aumento.

Times Inc Vs Apple por las suscripciones a revistas en el iPad

iPad de Apple foto
El rol del iPad como la tierra prometida para las publicaciones todavía tiene varias piedras en el camino que resolver. Al margen del debate entre aplicaciones nativas frente a las versiones web, tenemos el modelo de cobro al usuario: Apple rechaza aplicaciones con suscripción independiente a la revista en iPad. Empresas como Times Inc. quieren un modelo clásico de suscripción, en la que la empresa de medio tiene la relación y cobra directamente al usuario, mientras que parece que Apple no va a aceptar nada que no suponga que cada pago se haga a través de iTunes.

Las aplicaciones en la App Store se están percibiendo como un entorno mejor frente a tener una versión: cultura de pago, control de qué se puede hacer y quién puede publicar… pero la parte del «control» que tanto han aplaudido las empresas de medios también tiene este «otro lado».

Más información en AllThingsd.

Relacionado: iPad y el mito del ordenador personal sin administrador

iPad y el mito del ordenador personal sin administrador

iPad de Apple foto
¿Por qué los ‘geeks’ odian el iPad? Es es el título de un artículo de Víctor Ruiz en el blog Usa tu iPad. En él, Víctor resuelve el debate entre «facilidad de uso frente a control de la plataforma» (lo que por aquí describimos como el modelo de las consolas de videojuegos) apuntando a que no es un dispositivo para usuarios avanzados pero sí es el más conveniente para quienes sufren la brecha digital y encuentran complicado utilizar un ordenador convencional.

No estoy del todo de acuerdo con Víctor, empezando por el hecho de que quienes están comprando el iPad en esta primera etapa no son precisamente usuarios noveles. Pero disiento sobre todo en asumir como incompatible dar una buena experiencia de usuario con que estos tengan libertad para, por ejemplo, instalar aplicaciones que no hayan sido filtradas. Donde sí creo que apunta bien el artículo es en el momento de la informática personal en el que nos sitúa el iPad, el primer ordenador personal (a pesar de todo lo sigo considerando así) que no necesita un administrado. Este «mito» de la historia de la informática nos lo han intentado vender generación tras generación de sistemas operativos, intentando ocultar a ese «root» que siempre acababa apareciendo cuando se necesitaba hacer algo importante con la máquina. El administrador del iPad está «en la nube» y actúa a través de iTunes, único punto de control para descargar e instalar aplicaciones y pasar contenidos. Quien filtra el software, controla actualizaciones, aplica reglas de seguridad y gestiona las versiones del producto es Apple, verdadero administrador de la máquina.

Esto no es malo ni bueno en sí, es interesante para quien no quiera administrar el equipo y le guste la forma que tiene Apple de hacerlo. Pero en mi opinión el gran hallazgo es la primera vez que alguien lo consigue… el usuario sí puede ser «sólamente usuario» en el iPad, algo que ni Windows, ni Mac OS ni Linux habían logrado. Dónde discrepo de Víctor es en que el control y las limitaciones son un precio a pagar necesario, porque hay espacio para un «modo avanzado» en el que el usuario pueda volver a ser dueño de lo que hace su máquina con funciones tan simples como admitir otras fuentes de aplicaciones. Es a la dirección en la que apunta Android y dónde creo que quienes priorizan experiencia de usuario y libertad de uso podrían encontrarse.

El nuevo mercado que estrena el iPad

iPad de Apple foto

Así que este es el día, iPad en España en las tiendas y también la cada vez mas habitual exagerada exposición mediática para los productos de Apple. Las cifras de venta iniciales han despejado la ecuación para quienes teníamos las reservan ante un producto que no sustituye al ordenador o al teléfono y que tiene un precio alto para ser de adopción masiva y entrar en la categoría de «juguete / capricho«.

Para entender esto probablemente tengamos que ir aceptando la inauguración de un nuevo mercado y renunciar a aplicar los argumentos «racionales» que utilizábamos para el de los portátiles: que si no carece de conexiones como USB o HDMI, que si no es multitarea, que si en realidad sigue el modelo de las consolas de videojuegos, que si el teclado o la cámara… todos estos argumentos al final son descartados por un perfil de consumidor que hace tiempo que dejó de ser «el reducto de fans de la manzana» para ser un espectro mucho más amplio. El mercado que inaugura el iPad es el espacio definido por los que priorizan la experiencia de usuario y el diseño por encima de los argumentos racionales (y ahí encontramos desde desde cierta pose elitista de usuarios avanzados hasta niños y la parte de la tercera edad que no ha acabado de engancharse a la experiencia del PC) y además dan cierto valor a determinados contextos en los que los tablets como iPad resultan mejores que un portátil o un móvil: viendo la tele, en viajes en tren o avión, tumbado en el sofá leyendo o en la taza del WC. No es de extrañar que los medios impresos, especialmente las revistas, lo vean con tan buenos ojos.

¿Que nos puede parecer que este nuevo mercado es fugaz y la estela del iPad se apagará tras el boom inicial de muchas compras «por capricho del nuevo juguete»? Quién sabe, en todo caso no apostaría por ello, Apple ha sabido jugar sus cartas para crear un ecosistema con una desarrollada cultura de pago y eso significa a tener a lo mejorcito de la industria del software diseñando y creando aplicaciones para el dispositivo. El retorno de inversión y no la apertura de la plataforma es el mayor incentivo para atraer desarrolladores y de eso se va a beneficiar el iPad. ¿La competencia? La buena noticia para los que no nos vuelve locos el modelo de Apple es que probablemente la diferencia que han podido sacar esta vez no será asimilable a la del primer iPhone, lo razonable es que este mismo año o a principios de 2011 tengamos alguna alternativa dispuesta a montar un tablet con una experiencia quizás no tan buena, pero sí de un nivel suficientemente alto. Queda por ver si es con Android – al que muchos apuntan como demasiado inmaduro para estos menesteres – o con otro sistema. Mientras tanto, tampoco creo que haya que desmerecer el logro del iPad como «revolucionador» de una línea – los tablets – a la que la mayoría dábamos por muerta.

A fondo sobre el cacharro: iPad, el eslabón perdido de Apple y iPad en España: precio y lanzamiento

iPad en España: precios de las tarifas de datos… y del iPad

iPad de Apple foto

Ya se han hecho públicos los precios del iPad en España, con el habitual debate de la tendencia a que el precio en euros sea muy superior a lo que se paga en Estados Unidos en dólares. Aún contando con que introducen el canon y que nuestro IVA sea superior a sus impuestos… lo cierto es que sigue siendo más económico comprarlo en América. En el debate debate sobre el precio del iPad en Xataka se pueden encontrar diversidad de opiniones, además de las sabidas posiciones sobre este tipo de productos: racionales apuntando a funcionalidades y valor a la hora de sustituir otros dispositivos y emocionales que defienden el valor de la marca, la experiencia superior y el «efecto Wow» del iPad. Será interesante observar si en España Apple consigue el éxito de ventas que está cosechando en Estados Unidos.

Menos debate creo que hay con las primeras tarifas para iPad que han hecho públicas Orange y Movistar, faltando todavía que Vodafone y Yoigo hagan lo mismo. Realmente no hay mucha diferencia con las ya tienen en el mercado, más bien parece la necesidad de hacer notar que tienen una «tarifa para el iPad». Al menos Movistar dará una MicroSIM para poder reutilizar la tarifa de datos que ya tienen contratada en el móvil con ellos. Por lo demás, sorprende que hayan sido poco agresivos, toda vez que el iPad parece un dispositivo más bien para casa, donde se suele tener Wifi. Si uno ya tiene una conexión de datos, además consideraría preferir el uso de Mifi más que contratar una conexión nueva y pagar menos por el iPad que vendría sin 3G.

Relacionado: iPad y el modelo de las consolas de videojuegos en la informática personal

Un millón de iPads vendidos en un mes

iPad de Apple foto

El anuncio de Apple de que han vendido un millón de iPads en menos de un mes (Apple.com) es doblemente significativo. Por un lado porque a pesar de que el precio es alto y de que a priori no sustituye a ningún otro dispositivo, han conseguido salir del segmento «grandes seguidores de la marca»; por otro, confirman que en los tablet PC hay un nuevo mercado, lo que supone una buena noticia para casi todo el mercado de fabricantes de dispositivos: una gama nueva para complementar la fabricación de ordenadores personales con la que las ventas totales serán mayores.

iPad y Apple abrirán este mercado y es probable que lo lideren en su eclosión, pero lo razonable es que el resto de fabricantes acabe llegando con ofertas más ajustadas de precio. El único que debería estar más preocupado es Microsoft, el desarrollo de una gama en la que Windows no parece que vaya a llegar a tiempo… y en la que fue el gran precursor apenas hace unos años.