Archivado con la Etiqueta: gmail

Por mucho que no quieras, si usas correo eres usuario de Gmail

Correo Google

Benjamin Mako Hill ha puesto números a algo que ya se intuía, por mucho que uno no quiera usar Gmail y no dar acceso a sus correos a Google, el hecho de que sean el servicio líder en webmail hace que ya los tengan cuando escribimos a otros:

La respuesta es sorprendente. A pesar de que pago cientos de dólares al año y horas de trabajo para organizar mi propio servidor de correo electrónico, Google tiene alrededor de la mitad de mi correo electrónico personal.

El año pasado Google entregó el 57% de los mensajes de correo electrónico en mi bandeja de entrada que yo respondí. Ellos han entregado más de un tercio de todo el correo electrónico que he respondí desde el año 2006 y más de la mitad desde 2010. Por el lado positivo, hay algunos indicios de que la proporción está bajando. En lo que va de este año, sólo el 51% de los correos electrónicos que he respondido han llegado desde Google.

La única opción que les queda a quienes quieran evitar esto es evitar direcciones “Gmail” además de tener mecanismos de detección de la gestión por Google de otros dominios.

Diez años de Gmail y el freno en la innovación en el correo electrónico

Spam Gmail

Muy buena pieza en Time sobre el aniversario de Gmail, cuya salida nos pilló a todos creyendo que era una broma del 1 de Abril

Todo el tiempo, sin embargo, los creadores de Gmail estaban construyendo algo para complacerse a sí mismos, pensando que sus problemas de correo electrónico eventualmente serían los problemas de todos. “Larry dijo que los usuarios normales se parecerían más a nosotros en 10 años,” afirma Brian Rakowski, primer product manager de Gmail.

Desde entonces Gmail ha ido mejorando en muchos aspectos y tomando decisiones “discutibles” en su modelo de negocio. Del rechazo frontal a la saturación de banners que poblaban el webmail hace unos años a formalizar el negocio del spam.

Lo que hemos visto es muy poca innovación después de Gmail en el correo electrónico. Sea porque la distancia que marcó respecto al resto fue brutal, sea porque los incentivos económicos han estado en otros escenarios (lo social público o semi público; lo móvil) o sea porque los pocos que se han diferenciado como Sparrow han acabado siendo comprados por la propia Google.

Microsoft con Outlook se ha ido poniendo las pilas y ya tiene un producto mínimamente competitivo, Yahoo mucho menos, pero 10 años después los superusuarios de correo electrónico en fórmula webmail seguimos atrapados por el mejor cliente jamás diseñado, Gmail.

Google Plus en Gmail

Google Plus en el buscador

Anuncio de Google sobre una mayor integración de Gmail y Google Plus: ahora es posible enviar correos a gente que sigamos en Google Plus sin necesidad de tener su dirección de email (y por tanto, empezaremos a poder recibir correos de gente u organizaciones con sólo que nos sigan en dicha red).

Parece una funcionalidad interesantísima para poder escribir a toda esa gente fantástica que hemos conocido en Google Plus. Ironías aparte, Google permite hacer opt-out de la funcionalidad, es decir, se activa por defecto, podemos configurarla a posteriori. Es una tendencia muy marcada que ya comentamos, el movimiento del opt-in al opt-out: esto último de activar y luego que si alguien quiere que lo quite asegura una tasa de adopción mucho mayor y suele ser sinónimo de que estratégicamente interesa al proveedor.

Y en esas sigue Google con Google+. Aunque pueda empeorar la experiencia de uno de sus productos estrella como Gmail, todo sacrificio parece poco con tal de empujar lo que ellos ven como su futuro.

Relacionado: Si me interesa lo que compartes no me quiero comunicar contigo (Google+ y Hangouts)

Google formaliza el negocio del spam en Gmail

Spam Gmail

Se lleva años luchando contra el spam y ninguna solución técnica ha conseguido erradicarlo sin altas dosis de falsos positivos. Lo mejor que ha pasado en mucho tiempo es la nueva publicidad que ha integrado Google en Gmail, ¿quieres enviar una promoción a los usuarios de mi sistema? Paga y apareces como un correo al que dejo pasar. ¿No es genial?

El tema tiene mucha, pero que mucha miga. En defensa de Google – al que está cayendo de todo, empezando por intrusivos y acabando por “spammers” – hay que apuntar a que sólo aparecen en la pestaña “promociones” que es un contexto en el que se buscan anuncios comerciales. En ese correo gris en el que siguieron a Microsoft Google ha pergreñado una solución publicitaria “nativa”: si en la web de resultados de búsqueda los anuncios son links, aplican la misma lógica al correo.

El valor que además pueden ofrecer es muy alto, de hecho en manos de Google está ofrecer a Amazon los usuarios que están suscritos a El Corte Inglés y abren los correos todos los días. Para la gente que hace “email marketing” el valor de una solución potente en Gmail es incalculable.

¿Como usuario? Tal como está implementado y por mucho que titule que formaliza el negocio del spam en Gmail, no me parece peor solución que los anuncios rodeando el servicio de correo: no inciden en mi productividad puesto que salen en una pestaña de promociones (que yo no utilizo dicho sea de paso) y siempre está la opción de servicios de pago, sea Google o sea de otro. Que es lo mejor en los casos en los que la publicidad empieza a molestarnos.

El correo gris, ahora Gmail y antes Outlook

Correo gris Microsoft

Hoy anuncian desde Gmail la adición de pestañas para organizar cierto tipo de mensajes (avisos de redes sociales, ofertas, notificaciones, foros…).

El rediseño tiene muy buena pinta, aunque el perfil de usuario más preocupado por el ruido en su bandeja de entrada ya utilizó los mecanismos anteriores (filtros, etiquetas / carpetas) para hacer lo mismo. Al final se trata de una solución frente al correo gris, que no es spam porque se le suele haber dado permiso y viene de una fuente reputada, pero sobre el que el interés es variable (y eso provoca que en un momento dado se marque como spam aunque no lo sea)

Curiosamente quien lleva con el discurso de la importancia del correo gris es… Microsoft, que ya añadió funcionalidades similares a Hotmail (ahora las tiene en Outlook) hace ya bastante tiempo mientras Google lo tenía como una opción más de sus “labs”.

Microsoft: “Gmail es malo porque lee tu correo”

Vuelve un debate de 2008, esta vez en forma de campaña de Microsoft atacando a Google y Gmail porque “lee tu correo” para ofrecer publicidad contextual… por lo que mucho mejor si nos pasamos a Outlook en la web.

Mira que Outlook me gusta como servicio, pero lo de Microsoft es un ataque facilón e impostado a propósito: procesar automáticamente y buscar publicidad asociada a la temática no es “leer”, habría un riesgo de privacidad si Google extrajera patrones y nos etiquetara en función de las conversaciones por correo, pero no es eso lo que hace y Microsoft lo sabe.

De hecho, para mostrar por pantalla el contenido del correo Outlook ¿no “lee” y nos facilita el contenido? Dando un paso atrás ¿se puede aplicar el verbo leer a lo que hace un software, no se está dando la connotación de que hay una comprensión y,por tanto, una falta de privacidad?

Un tanto oportunista todo para una compañía que es ¡inversora en Facebook!

Si valoras tu seguridad, activa la verificación en dos pasos

Llevo varios meses con la verificación en dos pasos activa en mi cuenta de Google, esto significa que para identificarme en el correo desde un navegador nuevo (los que ya uso me recuerdan un mes) no sólo me piden mi contraseña sino también un código que se genera en una aplicación del móvil (es posible también solicitar que llegue por SMS). ¿Ventajas de esto? Pues mucha mayor seguridad de los datos que gestiono con esa cuenta, desde el correo hasta documentos o ficheros, quien quiera acceder no sólo debe averiguar mi contraseña, sino también hacerse con mi teléfono móvil.

Ahora es Dropbox quien, tras varios problemas de seguridad, quien anuncia que incorporará la identificación en dos pasos. Para todos los servicios en los que almacenamos información relevante esta debería ser una opción a ofrecer casi obligatoria, de hecho los Twitter, Facebook, Microsoft y otros actores van un paso por detrás.

También hay “peros” con esta política, por un lado si pierdes el móvil puedes quedar en una situación complicada, al fin y al cabo se combina algo que sabes con algo que tienes (por eso Google ofrece SMS como alternativa a la aplicación); por otro, con servicios que se integran y que no piden ese segundo número generado (desde Picassa hasta la sincronización de Chrome) hay que generar una password especial para darles permiso, por lo que se pierde un poco en experiencia de usuario (aunque nunca llega a los límites de los accesos a los bancos). Más información sobre como lo implementa Google en su página de soporte oficial.

En definitiva, si valoras tu seguridad, activa la verificación en dos pasos en aquellos servicios que te lo permitan.

Cloud computing y errores: accidentes de avión Vs accidentes de coche

GMailEsta semana ha sido noticia Google y sus soluciones cloud computing debido al“reseteo” de 150000 cuentas de Gmail, un error que apuntaba a ser muy grave, pero que al final parece que han sido capaces de mitigar sin pérdidas de datos.

Como otras veces hemos comentado sobre errores en el cloud computing, a veces es una cuestión de perspectiva: un problema en Gmail es muy noticiable porque afecta a decenas de miles de usuarios, lo que nos puede hacer perder de vista de si realmente tienen más problemas de pérdida de datos o de caídas que soluciones administradas localmente o dentro de la empresa. No digo que en Cloud computing no haya problemas y que la selección de provedor es crítica, pero muchas veces caemos en que el avión es más seguro que el coche como medio de transporte, por mucho más mediático que sean los accidentes de los primeros frente a los segundos. Con la nube está sucediendo lo mismo.

El correo de Facebook

Opciones de privacidad en Facebook

El lunes habrá evento-presentación de Facebook y todo apunta a que pondrán sobre la mesa su nuevo servicio de correo electrónico (TC). Se trata de un movimiento muy interesante en varios frentes: de entrada ver cómo abordan un servicio que es interoperable y basado en estándares abiertos como el correo, todo lo contrario a lo que había sido hasta ahora Facebook; también tenemos su pugna con Google, de cuyo Gmail será el correo de Facebook competencia, aunque sin olvidar a los dos mayores proveedores de correo web, Yahoo y Hotmail; finalmente será interesante qué ofrecen a sitios de terceros mediante Facebook Connect, es inmediato pensar en que el servicio de correo de Facebook estaría integrado como mensajería interna en el resto de webs que han adoptado su sistemas.

Y todo esto sazonado con el riesgo que supone un correo abierto para Facebook. Hablamos de spam, de mensajes fuera de nuestro círculo de contactos, de todo con lo que Facebook lleva años luchando por dejar fuera: comunicaciones a sus usuarios que no estuviesen basados en la relevancia, que no fuesen procedentes de sus contactos o de las aplicaciones y páginas a las que cada uno da permiso. El paso es lógico y el potencial muy grande (¿qué correo sería el ideal para la nueva generación que ya casi no usa el correo sino sobre todo las redes sociales? ¿qué poder otorgaría ser el sistema de mensajería interno de media web que se ha integrado con Facebook?), pero el riesgo de estropear la experiencia actual no es para nada despreciable.

Actualización: Facebook ha presentado su nuevo sistema de mensajes. El análisis en “Facebook como centro de las comunicaciones personales

Gmail no permite acceder a tus datos desde Facebook

GMailEl asunto de la interoperabilidad entre servicios de redes sociales siempre quedó en un debate entre una minoría muy preocupada por él y una inmensa mayoría de usuarios a los que nunca importó demasiado. El caso es que la decisión tomada por Google de no permitir la importación de contactos desde GMail a Facebook si la relación no es recíproca es la primera que va a tener algún impacto visible para el usuario normal en algunos casos.

El debate se sitúa en si lo que es conveniente y razonable para Google (exigir a alguien que utiliza su API que permita lo que está utilizando) justifica el dejar de ofrecer a sus usuarios el modo más eficiente para importar datos que son suyos y no de Google. En todo caso, en lo que a “portabilidad de datos” se ha avanzado muy poco después de tantos años hablando sobre el tema, cada proveedor intentar proteger los que almacena mientras abre las puertas a integrar los que tienen el resto de actores.

Más información en TC