SpiralFrog obligará a escuchar publicidad por cada descarga

spiralfrogPrometo que no volveré a zurrar la badana al personal con SpiralFrog durante un tiempo prudencial, pero hay datos que no tenía en las entradas anteriores sobre este futuro servicio de música gratuita y que merece la pena reseñar.

Se trata de que – además de las restricciones que ya comentamos en SpiralFrog y su DRM – para descargar una canción habrá que escuchar un minuto y medio de anuncios antes. Y eso sucederá con cada una de ellas, ojo (vía Pbs, AdJab).

Cada vez me convence menos esto de SpiralFrog. Interesante por lo que tiene de movimiento de algunos gigantes de la industria de la música, las enormes restricciones que establecen (ya sabéis, nada de copiar en CD, caducan obligando a visitar su sitio cada mes y de forma permanente a los seis meses) junto a esta publicidad intrusiva dan lugar a una propuesta por momentos cada vez menos atractiva.

En realidad el modelo publicitario de SpiralFrog es lo que lleva haciendo desde hace tiempo RapidShare y similares, sólo que cambiando anuncios gráficos por sonoros. En la era en que el camino de la publicidad es adaptarse a los gustos del usuario y no pecar de exceso de intrusión en los contenidos, este tipo de estrategias parecen sacadas del siglo pasado.