Los Spaces como red social

Windows Live SpacesCon este post sobre la evolución de los Windows Live Spaces hacia una red social comienzo una serie de entradas sobre cómo se está reaccionando al fenómeno Facebook. Si desde Microsoft ya se habían potenciado características de red social en su plataforma, ahora adoptan directamente el newsfeed de Facebook para mantenerte informado acerca de qué hacen tus contactos (añadir fotos, cambiar su perfil, escribir en su blog, listas, ficheros), que es lo que presenta en la portada del servicio si estás identificado y tienes cuenta de Windows Live Spaces (vía live side).

Cuando se estuvo especulando en el interés por Facebook por parte de Microsoft se obvió en muchos análisis que en Redmon sí que disponen de una red social, la configurada por Live Messenger y los Spaces. Éstos han evolucionado de una herramienta pura de blogging a un modelo híbrido en el que mantienen la parte blog (una herramienta de publicación) a la que cada vez más incorporan aspectos de red social (comunicarse y estar al tanto de lo que hacen los contactos). De resultas de esto, Windows Live Spaces pueden ser utilizado para obtener desde una experiencia similar a la de cualquier otro sistema para crear blogs hasta para una comunicación cerrada con el círculo cercano, pasando por estadios intermedios.

El movimiento es interesante, pero como casi toda apuesta que intenta abarcar mucho, pierde ante los especialistas. Facebook es mucho más potente como red social, para mantenerme al tanto de qué hacen mis contactos y comunicarme con ellos, tanto por el diseño de la plataforma como por el hecho ser abiertos a cualquier otra aplicación que quiera utilizar mi contacto; WordPress por su parte sigue siendo una mejor herramienta para construir blogs, sin olvidar actores como Vox, que también apuesta por añadir aspectos sociales. Sin embargo, para muchos usuarios de Spaces que lo tiene como una prolongación de Live Messenger, el añadir características de red social tiene todo el sentido.

Los comentarios están cerrados.