Songbird, navegador musical

Songbird 0.6

Cada nueva versión de Songbird vuelvo a instalarlo con la esperanza de que no esté tan verde y resulte tan decepcionante como la anterior. Esta vez le tocaba el turno a Songbird 0.6, que, ciertamente, se va acercando a la promesa de navegador musical que suponga la superación del “reproductor de música” y se aproxime a los nuevos modos de consumo de música online. Esta vez me he encontrado con un software estable (aunque para nada libre de fallos evidentes) y con un consumo de recursos que empieza a ser razonable.

La clave de Songbird es la de asumir que la música que escuchamos ha dejado de ser sólo la que tenemos en el disco duro local. Mp3blogs, Last.fm, radios online, páginas como Hype Machine y servicios de almacenamiento online. La idea es integrar todo ese universo de música online en el reproductor a través del navegador (basado en el motor Gecko, como Firefox, y con pestañas) y permitiendo extensiones que elevan sus posibilidades.

Un punto que siempre me gusta resaltar de Songbird para defender mi apuesta por un software que hasta hace poco era puro “vaporware” es la de su filosofía: abierto, libre y sin ningún interés en cerrarse a ningún tipo de dispositivo, tienda online o tecnología.

Songbird 0.6 está lejos de ser el reproductor multimedia definitivo, pero apunta maneras y, sobre todo, una apuesta clara de como debe ser el interfaz entre la música y el usuario en el momento actual de la red: abierto a lo que quiera y precise el usuario y a las diferentes fuentes de contenidos online.

Descarga en Get Songbird.

Relacionados, Songbird, un reproductor de música abierto.

Los comentarios están cerrados.