Sobre la muerte de la web

En pleno Agosto Chris Anderson y Michael Wolff lanzan un gran artículo con la suficiente dosis de provocación en el título como para que todo el mundo esté hablando de él: The web is dead. Long Live the Internet. Mi consejo es leerlo a fondo porque pone el dedo en la llaga del tema más interesante alrededor de las tecnologías de internet en este momento: las aplicaciones y plataformas propietarias frente a la web abierta como plataforma universal. Por eso y porque como todo lo que lleva la firma de Anderson, está muy bien escrito.

A bote pronto, creo que el tema merece dedicarle mucho más tiempo que el de las lecturas en la sobremesa de las vacaciones. Boing boing pone un buen argumento sobre la mesa, para el diagnóstico de si estamos en un cambio de etapa entre la web y el uso de aplicaciones no nos vale el ancho de banda, el tráfico (en mi opinión, dos métricas más apropiadas serían el tiempo de uso en el lado del usuario y el retorno de inversión en el caso de los creadores de servicios y contenidos), mientras que en español ya tenemos las primeras respuestas: Genbeta y Dreig (con los que no estoy casi nada de acuerdo) y Varela (con el que lo estoy un poco más).

Relacionado: Comercio electrónico en el móvil: aplicación frente a web optimizada

Los comentarios están cerrados.