Se multiplican por 10 las descargas “legales” de música en las tiendas online

NapsterE insisto en el entrecomillado de “legales” en el titular. Al parecer todos los medios – reproduciendo una nota de prensa de Reuters – repiten la misma consigna “La descarga legal de música, diez veces mayor en 2004″ al referirse a que las canciones compradas en tiendas de música online tipo iTunes o Napster se han multiplicado por diez. Reproducen la consigna de las discográficas de que estas son las únicas descargas legales, en contraposición a las obtenidas por eMule, BitTorrent o SoulSeek, que son “ilegales”. Sin embargo en muchos países donde se publican estos medios hispanohablantes, entre ellos España, no es ilegal la descarga en redes P2P, por lo que no entiento el seguidismo de algunas publicaciones serias – por ejemplo El Navegante – de la campaña demonizadora del intercambio de ficheros. Los datos en sí no hacen sino confirmar que Internet es a corto y medio plazo el canal de adquisición de música que va a predominar. Así se manejan cifras de más de 200 millones de pistas vendidas en Estados Unidos y Europa por parte de las tiendas de música online – que por cierto ya son más de 230 -, lo cuál por supuesto sitúa a 2004 como el mejor de la historia de su negocio y con grandes expectativas de crecimiento en el 2005. El siguiente escalón es que Internet se convierta a su vez en el principal medio para conocer a nuevos grupos con mecanismos como la la radio personalizada.

¿Cuál sería el camino para que estas descargas de pago – que no las únicas legales – se acabasen imponiendo al P2P? Pues es muy fácil: de entrada el cese de las demandas contra usuarios por compartir ficheros (nada peor que querellarte contra tus clientes o amenazarles con ello) y segundo una verdadera competencia en el mercado de las tiendas de música online, sólo conseguible si las discográficas dejan de ahogarlas. Y es que es más sencillo y directo comprar en una tienda online que buscar y buscar en una red P2P.