Regalos de reyes: libros electrónicos

Kindle nuevoCada año me toca hacer bastante «consultoría de regalos de reyes tecnológicos» y como alguna vez en el pasado he decidido publicar consejos y comentarios en el blog para reutilizar contenido y ahorrarme correos y peroratas.

Este año los consejos de regalos vienen por categorías, así podemos añadir matices y enfoques en función del público. Empezamos con uno de los productos candidato a presente estrella de las navidades, el lector de libros electrónico, muy socorrido para destinatarios poco «geeks» y que es relativamente barato comparada con otros tipos de dipositivos. La visión resumida en el lector de libros electrónicos es que tenemos Kindle por un lado, Sony Reader Wifi y luego el resto, pero vayamos al detalle.

Tres elementos a analizar en un lector de libros electrónicos

Lo primero que suele analizarse en un lector cuando lo vemos en la tienda es el diseño y los elementos que lo conforman. Ahora mismo tenemos dos «tendencias» dentro de la categoría, una es hacia la pantalla táctil y la otra es la adición o no de teclado físico. Tras mi experiencia de varios años con lectores, mi preferencia es elegir aquél que optimiza el caso de uso más habitual, que no es otro que la pura lectura. Por eso prefiero aquellos que no son táctiles (encarece el producto, no se logra una buena experiencia hasta ahora y añade errores por rozar la pantalla) y sin teclado físico porque aumenta el tamaño del dispositivo.

Otro elemento clave la existencia de una tienda de libros compatibles y que la experiencia de esta sea buena. Por ello hay que descartar todos los lectores del mercado español que no sean de este año, todos los anterioresa la segunda etapa del libro electrónico en España: aceptación del fracaso de Libranda e integración de tiendas en el dispositivo.

Tercer factor clave, el «lag», el tiempo que tarde en reaccionar el dispositivo tras pulsar la opción que queremos. En algunos casos no es muy relevante – escoger un libro de un catálogo, lo haremos poco – pero en otros determina la experiencia de usuario casi por completo: pasar la página, abrir opciones, encender y apagar. Kindle y Sony son sobresalientes en este apartado, el resto que he probado (y he analizado bastantes) están un peldaño por debajo cuando menos.

La llegada de Kindle a España y los mejores competidores

En calidad/precio creo que ningún lector hace sombra hoy día a Kindle: muy buena experiencia del lector más barato de Amazon y una perfecta integración con su tienda de libros, con clientes adicionales para casi cualquier plataforma. ¿Defectos? El no soporte de ePub, que para los libros sin DRM se salva gracias a Calibre, lo hace incompatible con el formato más popular, por lo que el resto de tiendas que añaden tecnología anticopia no nos valdrá.

Movistar BQ

¿Hay buenas alternativas a Kindle? Las hay, bastantes. El lector de Sony es un producto notable, con más calidad en la construcción incluso y muy buen experiencia. Su problema es la tienda, mucho menos potente que la de Kindle. De empresas españolas destacaría tres proyectos: uno es el de Papyre con su 613, pionera del sector en nuestro país, BQ que fabrica también para terceros y Leqtor, del que hemos hablado varias veces por aquí.

Adicionalmente tenemos los lanzados por tiendas o actores que quieren entrar en contenidos digitales. A destacar, Movistar BQ, Wibook de El Corte inglés y Tagus, de Cada del libro. Los tres aúnan un precio ajustado con integración con la tienda, pero al menos el primero está por debajo en experiencia de usuario que Kindle por culpa del elemento que señalábamos antes: cierto «lag» al pasar páginas cuando estamos leyendo. Los otros dos no los he probado todavía, pero barrunto que andarán en las mismas coordenadas.

100-150 euros es la nueva frontera del lector de libros

Gastarte más de 300 euros en un lector… es algo que te podía haber pasado hace unos años cuando vas de «early adopter» como un servidor, que compra caro para luego ver como aparecen mejores opciones más baratas. La nueva frontera en precio de este tipo de dispositivos está en los 100 que cuesta un kindle o en los 150 a los que suben varios de sus competidores si no optamos por el lector de Amazon. Si queremos bajar de esta cifra siempre podemos regalar libros, ya sea digitales, ya sea «tradicionales», después de todo sigue siendo un regalo que muchos valoramos bastante. En la biblioteca Error500 hay varias recomendaciones.

Los comentarios están cerrados.