Portátiles con Chrome OS: sobran 300 euros, faltan sus puntos fuertes

Esta semana ha visto la luz el Samsung ChromeBook Serie 5 y tras leer varios análisis y artículos de “primer contacto”, sigo manteniendo mis dudas sobre si sale demasiado tarde o demasiado pronto. Mi impresión es que de momento no soportan la comparación con portátiles de sistemas operativos “normales”, que también permiten aprovechar “la nube” sin estar atados necesariamente a ella ni a una conexión de datos permanente.

Siendo así, es difícil justificar pagar un precio similar al de mercado actual y no recibir a cambio algunas de las ventajas que debería ofrecer un equipo “más simple”: no hay una gran ganancia ni en autonomía ni en peso. Si acaso en tiempo de arranque, que difícilmente va a justificar por si solo una decisión de compra. Quizás considerando la opción de pago en suscripción pueda tener alguna justificación en la empresa, pero es algo que sólo consideraría en algunas con poco histórico de aplicaciones y documentos con el que lidiar y siempre y cuando mejoren mucho el funcionamiento sin conexión de los ChromeBook.

Los comentarios están cerrados.