La plusificación de Google y la autarquía

Google Plus en el buscador

A la hora de analizar el anuncio de la integración de Google Plus en el buscador hay que partir del hecho de que llevan años personalizando los resultados (en base al historial de búsquedas que conocen por cookies y perfil de usuario), que es algo opcional y que en cualquier caso se puede desactivar sin problemas. El modo «van a romper el mundo», «el nuevo coco de la privacidad» o «se han cargado el buscador» están poco justificados en este caso.

Donde sí pondría el foco es en la preocupante tendencia hacia la autarquía que parece estar adoptando Google. Hace dos años ya se planteaban hacer el buscador social, pero afrontaban la tarea de una forma muy diferente: integraban tus contactos de un montón de servicios y la actividad allí. Lo que han hecho ahora es lo mismo, pero basados sólo en Google Plus, de forma que lo compartido allí por ti y tus contactos aparecerá en los resultados de búsqueda de forma preferente.

Mejorar Google Plus antes que mejorar las búsquedas

Mi perfil en Google Plus tiene casi 6000 seguidores, la mayoría de los cuales sólo probó el servicio y no lo utiliza apenas. El servicio de redes sociales de Google tiene una tasa de abandono alta, aunque mantiene una actividad significativa y para temas tecnológicos funciona razonablemente bien (por ejemplo, recibo más respuestas e interacciones que en Twitter).

Es por eso que difícilmente estemos ante una mejora de los resultados de búsqueda como primera consecuencia del movimiento. Más bien el efecto inmediato es que se le da un empujón a Google Plus, con el que la apuesta es completa, al reforzar que la actividad ahí influye en los resultados de los contactos (algo que ya empezaron con el botón +1).

Autarquía completa… o no

La tentación para Google es que esta búsqueda personalizada se circunscriba sólo a sus servicios. Ahora es Google Plus, pero en el futuro tendrá sentido que sea también en Google Docs, en su espacio de ficheros en la nube, en Gmail, en Picassa… ir hacia el concepto de Greplin en lo personal y para lo abierto apoyarse en el grafo social de Google Plus.

Creo que sería un error y es una ventana de oportunidad para otros. Difícilmente van a conseguir ser el proveedor de todo lo relevante personal y socialmente para el usuario, si quieren seguir siendo el mejor buscador en esas dos claves, van a necesitar renunciar a la autarquía.

Relacionado: Las diez estaciones en el vía crucis de Google Plus

Actualización: tal como ha comentado Javier Arias y como explica Matt Cutts la integración de redes de terceros mediante XFN y FOAF sigue vigente. Por tanto, me toca «envainarla» y rectificar, la parte de recomendaciones tipo «tus contactos han compartido» sí que siguen recogiendo información de otras redes, la búsqueda en el contenido propio sí que parece que tomará preferencia por Google Plus. En SEL tienen algunos ejemplos de como G+ altera los resultados, sobre todo de búsquedas de personas.

Los comentarios están cerrados.