Las salidas para el medio cuando Adblock, el bloqueo de anuncios en la web, se hace “mainstream”

Adblock Plus

144 millones de usuarios mensuales, casi un 5% de todos los usuarios de Internet, según Pagefair, utilizan algún tipo de software para bloquear los anuncios en la web. El más popular es, sin duda, la extensión para el navegador Adblock Plus y el estudio ofrece un interesante vistazo a los demográficos en adopción: lo más destacable es que el público más joven es quien más lo está utilizando y que el crecimiento es de un 70% al año.

Pagefair luego comparte el hallazgo de que “la mayoría sólo lo hace por eliminar los anuncios más molestos como los de sonidos preactivados o pop-ups”, por lo que hay una salida para las páginas web que adopten soluciones y políticas como las de la propia Pagefair. Me gustaría pensar como ellos, pero es que también recogen que el 20% de los usuarios estaría dispuesto a pagar por ver su sitio favorito sin anuncios y en eso soy terriblemente escéptico (como con cualquier pregunta a la que hay que responder poniendo encima de la mesa y no sólo palabras)

En 2007 ya hablábamos de la publicidad en los tiempos de Adblock Plus, pero es ahora cuando de verdad estamos notando el impacto económico en los medios y webs que apuestan por ofrecer contenidos y servicio gratis con publicidad. Si el 1% de los clientes no “paga” (sea con dinero o con atención a la publicidad) no pasa nada, si llegamos al 13% como apunta el estudio que es la media y creciendo a más del 100% al año por aquí… entonces sí que hay afrontar la situación.

Ésta, como decíamos entonces, tendrá que ser cada vez más un pacto entre medio y comunidad. El problema son los opt-in, los opt-out y cómo al final es cómodo hacer pagar a “justos” por “pecadores” y cómo la política del propio Adblock Plus es más que cuestionable. En todo caso, está ahí, la gente lo va a usar y eso no va a cambiar, si acaso acelerará la priorización del móvil (con navegadores menos extensibles y lógica de apps ahora mismo) frente al escritorio en los medios y webs. Esto no hace sino postergar el debate a futuro: la super agresividad publicitaria en banners no va a ser la solución: cada vez más se perfilan los caminos hacia una publicidad más integrada (contenido, native advertising) o hacia el pago

Contra el portátil (y el tablet, y el móvil) en clase

Surface Pro 2

De Clay Shirky en Medium

enseño la teoría y la práctica de los medios sociales en la NYU, y soy un defensor y activista del movimiento de la cultura libre, así que soy un candidato muy improbable para censurar internet, pero acabo de pedir a los estudiantes en mi seminario de otoño que se abstengan de utilizar ordenadores portátiles, tabletas, y teléfonos en clase.

Merece la pena leer toda su pieza. Como profesor ocasional siempre he apreciado la presencia de dispositivos, tanto para que el alumno pueda complementar lo que se está comentando en clase como para que se pueda evadir si lo que uno pone sobre la mesa no le aporta valor. El punto de pedir que no se usen dispositivos entiendo que ayuda al foco, pero me deja la misma sensación que las leyes educativas que obligan a la presencia en clase a universitarios adultos, parte de que la clase tenga sentido es que quieran estar ahí, entiendan el valor y sean capaces de un mínimo de foco.

La distancia entre la calidad de cámara de un móvil y la de una cámara compacta

Canon g1x mark 2 samsung s5

En Xataka, “Samsung Galaxy S5 y Canon G1X MKII frente a frente fotográficamente” hemos intentado hacer este ejercicio de comparar dos gamas altas: la del móvil con mejor cámara en lo que va de año y la de la compacta con mejores resultados:

Parece injusto hablar de manera negativa del Samsung Galaxy S5 cuando tenemos claro que es un smartphone. Hay que comentar que, aunque salga algo mal parado en la comparativa es muy posible que sea de los pocos terminales a día de hoy que pueda tener cierta igualdad en algunos resultados, mientras que la gran mayoría ni lleguen a olerlas. Por tanto, tengo que dar una buena puntuación al Galaxy S5 dentro del mercado con el que realmente lucha, pues como dije, consigue ciertos resultados que para muchos smartphones, o incluso ciertas compactas, en esta comparativa serían casi impensables.

Lo interesante es observar como en algunos contextos, la calidad ofrecida por el móvil empieza a acercarse a la de una cámara de 700 euros (que por otro lado es una pequeña maravilla)

La exigencia de adquirir libros de texto

En Nada es gratis dan un repaso al estado actual de obligaciones y realidad del libro de texto en España.

Si el sistema no ha cambiado es porque sigue siendo conveniente. Conviene a muchos padres, para quienes es más fácil comprobar si su retoño se sabe los ríos de España, o la tabla del 9, que comprobar si sabe redactar, contar una historia, o pensar analíticamente. Conviene a muchos profesores porque les exime de pensar tareas distintas que estimulen al estudiante.

Conviene a los burócratas ministeriales, porque les permite controlar que el sistema es igual para todos (aunque los parámetros de igualdad sean artificiales).

Conviene a los políticos porque es la forma de asegurarse un cierto control sobre el sistema educativo. Y conviene a las editoriales porque les proporciona una subvención, sin someterse a los límites formales de las mismas, y un mercado cautivo con dedicados padres.

Es un tema que me preocupa cada vez más, de hecho por aquí debatimos que el libro de texto no debe ser digitalizado, debe ser transformado. Con las posibilidades tecnológicas que tenemos ahora mi impresión es que el camino de las editoriales es el de ofrecer un extraordinario valor añadido sobre las unidades didácticas que deben y pueden ser creadas y compartidas con facilidad; con la realidad que me estoy encontrando como ciudadano y padre es que estamos muy, pero que muy lejos, de esto.

Adiós Pricenoia

En su blog este viejo rockero (hablamos de él en ¡2004) dice adiós a su sistema de comparación de precios de los distintos sites de Amazon:

Mirando el panorama con perspectiva, esto es una confirmación más de que no es una idea acertada atarse a un ecosistema único, depende de una sóla empresa, sólo tienen que cambiar sus criterios y estás muerto .. sin derecho a replicar o argumentar nada .

Amazon sólo ha tenido que sacarles de su programa de afiliados y fin, se quedan sin ingresos.

Alianza entre telecos y propietarios de los derechos audiovisuales

House of cards

Borja Adsuara en El Confidencial:

Mi tesis, desde hace ya años, es que este problema solo se resolvería cuando los titulares de los derechos hicieran una Alianza Estratégica con los operadores de telecomunicaciones y les dieran entrada y participación en la cadena de valor

Frente a lo que algunos piensan, este último punto no vulnera el secreto de las comunicaciones que debe guardar una operadora (El secreto de sus ojos), porque no se trata de identificar usuarios para darle esos datos a nadie (solo pueden hacerlo a un Juez), sino de identificar los usos y cobrarlos a sus usuarios, como hacen ya con las llamadas de teléfono gracias a que conocen esos datos.

Esta alianza entre telecos y propietarios de los derechos audiovisuales ha sonado varias veces como “solución” a la “piratería”. Mi impresión es que Adsuara deja de discutir el problema de la neutralidad de la red o, mejor dicho en este caso, el abuso de posición dominante por parte de las telecos: forzar la intermediación en la distribución de contenidos por tener las redes, lo que sería una competencia mortal de los proyectos que él cita en su artículo, como Filmin.

Y por último la analogía con las llamadas pierde un dato: la teleco sabe a quién llamo y cuándo lo hago, pero no sabe lo que estoy diciendo. Así es como debe ser, que se proponga que tiene que analizar el tráfico de mi conexión, extraer patrones de descargas e identificar qué contenidos bajo es escuchar las llamadas de sus clientes para ver a cuáles les puede cobrar más porque recitan poemas con derechos de autor.

Que este sería un escenario deseado por los telecos no lo dudo, de hecho lo único que – creo – les frena es que en el momento en que lo propongan, esos propietarios de los derechos dirán “si técnicamente es posible y socialmente hemos decidido que es deseable, entonces hazlo sin cobrar porque te lo exigirá la ley”

Relacionado: Google: “la piratería es un problema de disponibilidad y precio”

Tu foto desnudo en internet

Jennifer Lawerence vestida
En Xataka, “Si tu foto desnuda salta a Internet, olvídate, nada podrá detenerla”:

De hecho, el cierre de diversas cuentas en Twitter, por ejemplo, ha provocado que a cada uno de esos cierres le sucedan la apertura de varias cuentas que replican esas imágenes, y lo mismo parece haber ocurrido en Reddit, donde diversos subreddits de famosas tratan también de poner coto a una situación que deja claro lo difícil -por no decir imposibdle- que es tratar de evitar que se difunda información en la red de redes.

En parte, creo, están logrando la “no explosión” fuera de los usuarios más avanzados, pero es una percepción. Luego tengo el dilema de si es un un problema de “celebrities”, sobre las que hay mucha demanda de información y alguien no tan famoso podría tener mucho más fácil “quitar” su foto desnudo de la red.

En todo caso, recordaría que nuestro problema mayor con la privacidad no aplica sólo si nos hacemos fotos calientes, en Xataka también: Por qué la privacidad es necesaria: desmontando el “no tengo nada que ocultar”.

Y, como consejo habitual, si valoras tu seguridad, activa la verificación en dos pasos

Foto (CC), Skidmore

Causas y azares 30

Llega este “Causas y azares” a su edición número 30 como recopilatorio (casi) semanal de enlaces con las mejores lecturas que uno ha encontrado y compartido en twitter, la página de Error500 en google Plus o en los dos magazines en Flipboard. Ahí van los links:

  • Historiaza: Cassandro, the Drag-Queen Star of Mexican Wrestling. En New Yorker.
  • “Entendiendo el dominio de los medios por parte de Apple”. En 9to5mac.
  • La historia no contada de como una cultura de la vergüenza perpetuó el abuso. En The Guardian.
  • Civilization de la A a la Z. Imprescindible para aficionados a la saga de juegos, en Xataka.
  • “No esperaba encontrar porno en el historial de navegación de mi hijo”. En The Atlantic.
  • NYT retrata un ejemplo de libro de sector ultra regulado y protegido contra cualquier innovación: el de las autoescuelas francesas.
  • Foreing Police y el terrible contenido encontrado en un ordenador de ISIS.
  • ¿Te gusta la tortilla poco hecha? A la ‘Salmonella’ también. En Gominolas de petróleo.
  • No me llames gamer, no quiero ser como éstos. En Vidaextra un repaso a la muy alterada escena videojuegueril.
  • Vox recoge y analiza las declaraciones de David Chase sobre un tema millones de veces discutido: el final de Los Soprano.
  • David Nickle sobre la xenofobia de Lovecraft y cómo se filtró a su obra.
  • Re/Code analiza el enfriamiento de crecimiento de suscriptores digitales del NYT.
  • 7 Habilidades que deberían estar en un currículum informático pero no están. Por JJ Merelo.
  • Adiós, MSN Messenger: por estas 11 cosas no te echaremos de menos. En Genbeta.
  • “Empanada mental”, contra ilusión e imposición de una única identidad colectiva para la mujer por Berta G. de la Vega.
  • ¿Es todo el mundo un poco racista? NYT con los estudios que llevan el rechazo del diferente a la intuición.
  • Los hombres tienden a postularse para un trabajo cumpliendo sólo 60% requisitos, mayoría mujeres sólo si 100. En HBR.
  • Los priosioneros de Ruhleben, en la BBC un temazo sobre cómo los priosioneros de este campo crearon un mini UK.

Os dejo con Nana Grizol y su Cynicism

Medios sociales, autocensura y la “espiral de silencio”

En un estudio de Pew Internet – comentado y analizado por UpShot – apuntan a unas conclusiones un tanto pesimistas respecto a los “medios sociales”: la gente tiende a compartir menos sus opiniones cuando piensan que serán rechazados por los contactos y seguidores en Facebook y Twitter, lo que deriva en menos diversidad en el debate, mayor exclusión para las opciones minoritarias o polarización en redes que se repliegan de forma sectaria.

Este tema encaja con varios debates recurrentes los últimos años como la burbuja de los filtros y la apertura a diversidad de opiniones, la espiral de silencio o las corrientes de odio en redes sociales. Cierto que el estudio se centra en un tema muy espinoso y político, el de la NSA y Snowden en Estados Unidos, pero al menos uno de los hallazgos merece la pena ser anotado: los usuarios de medios sociales tienden a evitar en “offline” los temas que creen que sus seguidores no aprobarían en online.

Tengo la impresión de que, felizmente, estamos entrando en una etapa menos tecnoutópica y más sensata a la hora de tener un alto sentido crítica respecto al “mundo digital”. No es ya la vieja guardia conservadora sino actores impulsores y protagonistas de internet (véase mensajes como el de Jlori), a los que va ser más difícil que se etiquete como neoluditas (aunque no faltará quien use este viejo método de clasificar para no debatir).