Patrocinado: Fujitsu Forum 2014, donde se vislumbra el futuro de la innovación

Fujitsu Forum

18, 19 y 20 de Noviembre. Munich y un evento de referencia para los CIOs sobre innovación y estrategia, el Fujitsu Forum 2014. Precisamente el eje vertebrador del evento será la “Human Centric Innovation”, una manera de señalar la búsqueda de la seguridad y la prosperidad a través de la información y la tecnología.

Bajado a tierra tenemos un programa con temas de empresa que a menudo han aparecido en Error500: el debate a fondo de la infraestructura y los niveles de servicio en cloud computing (algo de iaas, mucho más Paas), redes y seguridad, wearables, internet de las cosas y, por supuesto, el dispositivo del usuario final con foco en cómo convergen tablet y portátil.
Continuar leyendo

La SIM ya no es de la teleco, la SIM es de Apple

iPad mini 3

Lo más interesante sin duda del evento de ayer de Apple, la “SIM en blanco” para sus nuevos iPads. En Xataka Móvil:

Se trata de la SIM en blanco. Una SIM integrada en las versiones con conectividad móvil que permitirá a los usuarios acceder a tarifas de datos de distintos operadores, por ahora estadounidenses y británicos, simplemente seleccionando su opción desde el propio iPad y cambiando de operador cuando quieran.

De esta manera en EEUU los operadores tendrán que competir entre sí, dada la facilidad para que el usuario elija con que compañía adquirir sus bonos de datos

Trasladar esto al móvil tiene mayores dificultades (una discusión hace tiempo en Gigaom lo aborda), pero lo que pone Apple sobre la mesa es cuando menos un avance notable en la ruptura de barreras a la competencia en tarifas móviles: adiós a ser en cierto modo cautivos por el coste de esfuerzo de cambiar de operador o de tener varias tarjetas a la vez.

Frommer se va a la hipérbole pero quizás haya que ir anotando si este es el comienzo de un intento de Apple por ser “disruptor” del sector teleco.

Nexus Player: Google a por la tele, round cuatro

Nexus Player

De lo presentado ayer por Google me interesó especialmente Nexus Player, un set-top box que incluye gamepad para videojuegos y estrena Android TV.

A priori parece una mezcla entre el modelo Amazon Fire TV – de nuevo Amazon en el camino de Google – y su Chromecast, con el que comparte tener un enfoque agresivo en precio para lo que ofrece cada uno (35 euros el primero, Amazon, 99 el segundo, dentro de lo que puede encajar como una compra con margen de riesgo para ver qué tal sale).

Este podríamos considerarlo el cuarto round de Google en su intento de asaltar la televisión: tuvimos planteamientos ed integración publicitaria, Google TV, Chromecast y ahora Android TV con este Nexus Player.

La crisis de Netflix, el avance de HBO: agregadores vs productores

House of cards

Mal trimestre para Netflix, Variety recoge como cae en bolsa de nuevo por unos resultados bastante peores de lo esperado.

De hecho la situación de Netflix es menos idílica de lo que se pueda ver con distancia: el giro desde la tele de pago clásica al streaming por internet está provocando una mayor competencia que persigue la tendencia (Amazon muy agresivo en Estados Unidos, otros en Europa) y los proveedores de contenidos suben sus precios viendo esto y que la tele clásica de pago declina. Es más, el fondo de catálogo empieza a ser algo que tienen muchos y la parte de contenido original tipo “House of Cards” no está claro que les ayude a diferenciarse lo suficiente.

Mientras HBO va al 100% a por el online y el año que viene se podrá contratar completo sin necesidad de adquirir también una suscripción al cable.

Además de una buena noticia para los usuarios internacionales que nos podemos plantear contratar vía VPN, puede ser un buen momento para contrastar si las “nuevas teles por internet” van a ser cosa de agregadores como Netflix (que parece lo obvio, un concentrador de la oferta para simplificar la experiencia) o de productores como HBO que puedan mantener cierta ventana de exclusividad.

Relacionado: ¿Hasta cuándo necesitará HBO a los intermediarios?

Actualización: New Yorker y una buena pieza ¿debería Netflix estar preocupado por los planes de HBO?

Samsung Galaxy Alpha como crisis de identidad

Samsung Galaxy Alpha

Por fin hemos analizado el Samsung Galaxy Alpha, terminal que he seguido y probado desde su presentación… y que venía “chirriándome” desde los primeros rumores.

El motivo porque es interpretable como el comienzo de un cambio en el primer fabricante de smartphones del mundo o como una crisis de identidad: una apuesta por diseño y calidad de materiales, dejando en segundo término la excelencia en algunas características técnicas como la pantalla o la cámara o la posibilidad de ampliar con tarjetas microSD.

Al final es un teléfono que cuando en 2015 echemos la vista atrás y nos analicemos si Samsung está recuperándose de un 2014 gris va a ser clave para entender si la lectura del mercado de los coreanos es la acertada.

En definitiva, un terminal con un diseño espectacular pero que dejará más fríos, precisamente, a los que más les esté gustando Samsung en producto los últimos años.

En precio se va a los 589 euros (Amazon)

Peter Thiel y el elogio del monopolio tecnológico

Google Plus en el buscador

Interesante y provocador Thiel en el WSJ (contenido de pago, buscando por el titular se pueden encontrar resúmenes completos), “competition is for losers”:

El problema con un negocio en un mercado competitivo va más allá de la falta de beneficios. Imagínese que usted está montando uno de esos restaurantes en Mountain View. No eres tan diferente de docenas de competidores, por lo que tienes que luchar duro para sobrevivir. Si usted ofrece alimentos a precios asequibles, con márgenes bajos, es probable que pueda pagar a los empleados solo el salario mínimo. Y tendrás que exprimir para maximizar eficiencia: es por eso que los pequeños restaurantes ponen abuela a trabajar en el registro y hacen que los niños se laven los platos en la parte de atrás.


Un monopolio como Google es diferente. Ya que no tiene que preocuparse de competir con nadie, tiene más capacidad para preocuparse por sus trabajadores, sus productos y su impacto en el resto del mundo. El lema “Don’t be evil” es en parte una táctica de la marca, pero también es característico de un tipo de negocio que es lo suficientemente exitoso como para tomar en serio la ética sin poner en peligro su propia existencia. En los negocios el dinero es o una cosa muy importante o es todo. Los monopolistas pueden permitirse el lujo de pensar en otras cosas aparte de ganar dinero; los no monopolistas no pueden. En competencia perfecta, una empresa es tan centrado en los márgenes de la actualidad que no puede planear para un futuro a largo plazo. Sólo una cosa puede permitir a una empresa para trascender la lucha diaria por la supervivencia bruta: los beneficios del monopolio.

Así que un monopolio es bueno para todos los que estén en el interior del mismo, pero lo ¿ lo es para quienes estén en el exterior? ¿Los grandes beneficios se consiguen a expensas del resto de la sociedad? En realidad, sí: ​​Las ganancias salen de billeteras de los clientes, y los monopolios merecen su mala reputación, pero sólo en un mundo donde nada cambia.

Pero el mundo en que vivimos es dinámico: podemos inventar cosas nuevas y mejores. Monopolios creativos dan a los clientes más opciones al agregar completamente nuevas categorías de abundancia para el mundo. Monopolios creativas no sólo son buenos para el resto de la sociedad; son potentes motores para hacerlo mejor.

Merece la pena repasar el argumentario de Thiel que, sospecho, va a estar en la mesa de debate de los próximos años: internet premia las economías de escala y la aparición de grandes actores capaces de concentrar la demanda hasta el punto de no dejar espacio siquiera para el segundo puesto. La mayoría de estas compañías son estadounidenses – Google, Facebook, Amazon… – y el gran competidor es Europa y su tendencia regulatoria y fomentadora de la competencia hasta el punto de no atacar monopolios sino ya también abusos de posición dominante.

También lo ha comentado Jesús Alfaro

Relacionado: Internet, tecnología, liberalismo y desconfianza en las instituciones

Causas y azares 35

Llega este “Causas y azares” a su edición número 35 como recopilatorio (casi) semanal de enlaces con las mejores lecturas que uno ha encontrado y compartido en twitter, la página de Error500 en google Plus o en los dos magazines en Flipboard. Ahí van los links:

  • ¿Cómo se miden las audiencias digitales? Por Eduardo Madinaveitia y Mapi Merchante en el blog de Zenith.
  • Los Chichos, artistas del pueblo y para el pueblo. En Jotdown.
  • La vida del mapache de ciudad, no sólo se “adaptan” sino que muestran más inteligencia que los salvajes. En Nautilus.
  • ¿Por qué la «hora de Berlín» triunfa en Europa Occidental? En Politikon.
  • Los charlatanes del ébola, por Es Materia (y su recomendable cobertura del caso y la enfermedad, por ejemplo este Q&A).
  • Los años en los que vivimos peligrosamente, Nada es gratis y los números del riesgo en el crédito durante la burbuja.
  • xkcd y cómo en USA la aceptación del matrimonio gay ha ido mucho más rápido que la del matrimonio interracial.
  • Bizarra historia de una disputa legal: el uso de “how” como marca registrada contra una marca de yogures, en NYT.
  • Mercadona, cuidado: ésta es la tendencia en Estados Unidos de supermercados solo online
    En Xataka.
  • Aquí dicen que “Los grupos de Whatsapp de madres y padres son lo peor que ha ocurrido a los colegios en años”.
  • Tendencias: las olimpiadas (y su ruina económica) ya no interesa a las democracias. En The Atlantic.
  • Las diferencias entre un buen y un mal estudiante están en los genes. En El País.
  • EBS: “España es muy pequeña”… aunque cueste darse cuenta sin salir de ella.
  • Daniel(a) es Daniela. El Mundo y la historia de una niña transexual de ocho años.
  • ¡Ánodos, cátodos y circuitos, este fue mi programa favorito! SINC sobre el 30 aniversario de la bola de cristal.
  • Economist y cómo se expandió el sida.
  • Boston Globe, ¿funcionan los “brain games”?

Os dejo con un descubrimiento reciente, Future Islands y su Seasons (Waiting On You)

Los económicos de jubilar al cartucho de tinta en las impresoras

Tinta Epson impresora

Esta semana estuve en la presentación de Ecotank de Epson, que supone la llegada a España de sus impresoras de tinta sin cartuchos intercambiables, en lo que se compra cada vez es tinta con la que rellenar los que trae integrados el equipo.

Lo interesante no es ya tanto el producto – es la primera de Epson de este tipo pero ya hay de otras marcas en el mercado – sino los económicos: vuelven a buscar margen en el dispositivo, que es mucho más caro que una similar con cartuchos, prometen con la tinta incluida en la compra 4.000 impresiones en negro y 6.500 en color (cada recambio te va a durar mucho más y para usuarios intensivos es mucho más rentable), a la par que esperan menos problemas técnicos con el relleno que con el cambio de cartucho.

Es probable que la venta de cartuchos no oficiales y de “rellenadores” de tinta de terceros vayan a forzar a que los fabricantes de impresoras como Epson tengan que reenfocar estrategia: volver a ganar dinero con el dispositivo y no sólo con los cartuchos, recambios – en este caso la tinta sólo – que duren mucho más y que siendo una decisión para mucho más tiempo animen a la gente a comprar “el oficial” buscando garantías.

HTC Re, cuando el móvil como cámara estorba

HTC Re

Estuve en la presentación de la HTC Re, una “rareza” tanto por diseño como por ser la primera vez que HTC sale de la telefonía hacia lo que llaman el “personal computing”.

Mi interés más allá de las características del producto es la justificación de la propia HTC de por qué hay espacio para una “cámara personal” diferente: tener las ventajas del teléfono de apuntar y listo, que sea muy fácil de llevar, sin irse de precio… y sobre todo no siendo un móvil. La idea es que el móvil, en muchas circunstancias, estorba.

Haces una foto y como en el móvil tienes todo ya te distraes con mensajes o correos; haces la foto y de inmediato te lías a compartir o todo el mundo se congrega alrededor del teléfono para verla; hay un gran momento y quien lo vive (por ejemplo, un niño soplando las velas de su tarta de cumpleaños) no ve rostros, ve pantallas.

HTC piensa que con Re se pueden tener las ventajas de la cámara del móvil (con el que se integra si queremos), salvando estos inconvenientes: no es tanto una cámara deportiva a lo Go Pro, es más bien una cámara personal fácil de llevar.

Por supuesto no tengo ni idea de si tiene recorrido. Mi impresión es que tiene el difícil reto de convencer a quien, además de la cámara del móvil, esté dispuesto a comprar otra no por más calidad sino por esta conveniencia. Difícil parece, pero ¿quién iba a decir que las cámaras deportivas iban a suponer un fenómeno tan brutal?

Dunbar y los límites de la amistad en las redes sociales

Path

Muy buena pieza en New Yorker con una explicación del origen del número de Dunbar – o de forma más precisa, la serie de números de Dunbar – y ese 150 como referencia del números de amigos / relaciones cercanas que somos capaces de mantener. Al hilo de lo que permiten Facebook y otros servicios de redes sociales:

cuando los investigadores trataron de determinar si las redes virtuales aumentan nuestros lazos fuertes, así como nuestros los débiles, encontraron que, por ahora, el número Dunbar de referencia, ciento cincuenta, se ha mantenido constante


Con los medios sociales, podemos seguir el ritmo de la vida y los intereses de más de ciento cincuenta personas. Pero sin invertir el tiempo cara a cara, carecemos de conexiones más profundas con ellos, y el tiempo que invertimos en relaciones superficiales se produce a expensas de los más profundas.


Podemos ampliar nuestra red hasta dos, tres, o cuatro centenares de personas que vemos como amigos, no sólo conocidos, pero mantener una amistad real requiere recursos. “La cantidad de capital social que un individuo tiene es bastante fija”, afirma el propio Dunbar

Un tema fascinante y, en esta pieza, con una mirada más inteligente que los tópicos alrededor de redes sociales (aunque confirme alguno de ellos). Merece, mucho, la pena leer la pieza entera y, en mi caso, reflexionar sobre la tesis fundamental: siendo el “capital social” de cada individuo fijo, invertir en muchas relaciones en redes implica el riesgo de deteriorar las de amistad fuerte e íntima.

Relacionado: Cuando la limitación tecnológica es virtud o por qué a veces menos es más