Microsoft empieza a volar sola

Tablet Surface

Esta semana publiqué en Xataka un artículo – «Aunque lo llamen Pc, lo de Microsoft con Surface es un cambio de estrategia en toda regla» – analizando el movimiento de la empresa de Redmond al anunciar tablets con Windows 8 fabricadas por ellos mismos.

¿Qué fue de la visión de que en productos de consumo como ordenadores y móviles la estrategia correcta era licenciar el sistema a una pléyade de fabricantes que aportarían soluciones diferentes para un público que así lo demandaba? Surface supone un cambio de rumbo de Microsoft, que además podría estar a punto de trasladarlo a los smartphones, con un planteamiento de ser a la vez fabricante y proveedor de sus, ahora, competidores.

De hecho, el nuevo Windows Phone 8 supone un gran avance para un sistema que ya de por sí es – en mi opinión – bastante bueno. Sin embargo también viene con una carga inesperada, los terminales que hay ahora en el mercado no podrán actualizarse a él, lo que no deja de ser una circunstancia fatal para todo el ecosistema que está intentando vender móviles con Windows Phone 7.5, especialmente Nokia.

Para entender la jugada al completo recomiendo echar un vistazo al análisis de Asymco que apunta a las razones que están detrás de este cambio. En tablets y teléfonos quien está haciendo el gran negocio es Apple, fabricando y vendiendo hardware en el que integra su propio software, mientras que los números para Microsoft se antoja muy complicado mantener los márgenes del ordenador personal si no cambia de modelo.

Los comentarios están cerrados.