Las DNS de Google, negocio y privacidad

Google entra en el mercado de proveedores de DNS, territorio liderado por OpenDNS, y en el que afirma que aportará más seguridad y mayor velocidad de navegación. Lo primero a observar, su política de privacidad: guardan la IP sólo 48 horas, no enlazan la información con el perfil de Google y sólo aprovecharán la información agregada, con un nivel de detalle máximo «por ciudad».

Por tanto, no se trata de una operación para saber más de los hábitos de navegación de cada individuo, sino para ganar en información agregada y mejorar las información que tienen sobre estadísticas de visitas para Trends y AdPlanner. Desde OpenDNS han contestado con elegancia y haciéndose fuertes en su rol de «independiente» frente al centralizador de la web, subrayando lo obvio: sería ingenuo pensar que Google ofrece DNS «por el bien de la web». Un efecto lateral: hay negocio de publicidad tras esto, cuando uno escribe una URL mal en el navegador y utiliza OpenDNS, te redirigen a una página de búsquedas con anuncios.

11 comentarios en “Las DNS de Google, negocio y privacidad

  1. «cuando uno escribe una URL mal en el navegador y utiliza OpenDNS, te redirigen a una página de búsquedas con anuncios.»

    ¡Exacto! Por eso precisamente dejé de utilizar el servicio de OpenDNS. Odiaba eso.

    Uno de estos dias veré si uso el servicio de Google. Al menos sé que si me redirigen, será a la página de resultados de Google, algo que es útil.

Los comentarios están cerrados.