iPad, uso en casa y oportunidad para los tablets de siete pulgadas

iPad de Apple foto

Interesantes los datos de un estudio de Conde Nast sobre usos del iPad y de sus aplicaciones en él. Sus conclusiones creo que coinciden con los usos habituales que podemos observar: es un dispositivo que se utilizan eminentemente en casa y que se comparte familiarmente. Aunque para algunos usos esté desplazando al portátil, iPad no es un dispositivo móvil a tenor del estudio de Conde Nast de los usuarios de sus aplicaciones (Wired, GQ, Vanity Fair). A eso hay que sumar otro dato sorprendente, los lectores en iPad y iPhone pasan más tiempo con la publicación que los que leían la versión en papel.

Esto tiene consecuencias en el tipo de publicidad y experiencias que se pueden plantear al usuario (no basadas en localización, por ejemplo) y también como van a intentar mover comercialmente: hay una mayor «inmersión» del lector, que pasa mucho tiempo y al que se pueden proponer acciones nuevas y de alto impacto por el tamaño y posibilidades del iPad. También creo que es interesante a la hora de pensar cómo van a evolucionar los sistemas operativos para tablets, probablemente distinguiéndose de los de móviles (que son un dispositivo personal) y permitir diferentes cuentas de usuario.

Y, finalmente, abre la puerta a los tablets de siete pulgadas. Es la baza del Samsung Galaxy Tab que llega al mercado ahora en un hueco todavía no cubierto por Apple: el de los tablets que si llevaría la gente todo el tiempo y que cubrirían muchas funciones que hasta ahora han ocupado los teléfonos.

Los comentarios están cerrados.