La insoportable ausencia de una idea de internet en nuestra clase política

Miguel Sebastián

El episodio de nuestro flamante ministro de industria “abriendo al estudio” la “tasa Google” – ya saben, eso de que los buscadores y las redes sociales tienen que pagar a las telecos – no es sino el enésimo ejemplo de la insoportable ausencia de una idea de internet en nuestra clase política. Si lo peor de las declaraciones de Alierta sobre Telefónica y la neutralidad de la red eran que constituían la renuncia de Telefónica a competir en lo que aportación de valor se refiere y dedicarse a amenazar con sustraer el que ahora aportan, lo peor de las de Miguel Sebastián es que reflejan la verdadera posición que nuestra clase política – al menos la parte que está en condiciones de decidir – adopta respecto a internet: manosear y utilizar algo que es meramente instrumental para la coyuntura del momento.

¿Que hay presión internacional, de la industria de los contenidos y de parte de los artistas? No hay problema con que en internet haya menos derechos; ¿que la gente protesta y vemos que podemos peder voto joven? hacemos un apaño sobre los derechos en internet; ¿que las telecos ganan menos dinero crecen menos que Google y amenazan con que no despliegan más redes y no se cumplen nuestras promesas electorales? Tampoco hay problema en amenazar la neutralidad de la red. No hay ni programa, ni idea, ni visión, ni estrategia… nada contra lo que podamos argumentar, sobre lo que discutir o luchar. Tanto el partido en el poder como la mayoría de la oposición se posiciona respecto a internet “al tun tun”, con un discurso que habla mucho de “innovación, cambio tecnológico, ordenadores en los colegios”… de todo aquello que pueda sonar popular, pero que cuando llega la hora de hablar de derechos en internet se demuestra terriblemente vacío.

Claro que hay gente en los partidos que sabe del valor de la neutralidad de la red, pero son los menos y parecen destinados al rol de “el que nos explica como vamos a salir más en las redes sociales”. Mientras, el ministro Sebastián sitúa a España liderando una guerra que no es contra Google (al que habría que meter mano, pero no precisamente para llenar el bolsillo de las telecos sino para aumentar la competencia y la transparencia en el sector de la publicidad online) sino contra el modelo que permite que internet no sea propiedad de unos cuantos. Lo hace con argumentos sumamente falaces, como el de que gracias a que Google pague a Telefónica bajará el precio de la conexión a internet. No es cierto, los precios no bajan porque las empresas tengan más ingresos, bajan porque las empresas tienen más competencia, algo que el ministerio del señor Sebastián no parece capaz de lograr en el sector de los ISP en España.

Uno mira el programa de Obama sobre internet y tecnología, lo compara con la realidad local y acaba preguntándose si el relevo generacional que necesitamos en este país en lo que a políticas y tecnología llegará a tiempo de salvarnos de todos los incendios que nuestros actuales políticos parecen dispuestos a crear.

Las declaraciones de Sebastián, en El País.

17 comentarios en “La insoportable ausencia de una idea de internet en nuestra clase política

  1. Exacto, derechas e izquierdas… es todo lo mismo… Seguir en el poder, y enriquecerse.. mostrarnos que mal esta ahora el gobierno,o lo que hubiera sido con un gobierno de derechas , es lo mismo… Hubiera crisis, hubiera subida de impuestos, hubiera subida edad de jubilación.. El mismo paro.. Deseo que el ser humano abra los ojos, y se den cuenta que lo que realmente importa es el ser humano…

  2. Me alegro que poco a poco nos demos cuenta de los Ministros que tenemos. Este es el de la subvención al carbón, el de los campeones nacionales (Italianos), el de comprar producto español y las bombillas a china; el de las subvenciones a Magma, Seat, del éxito del plan Vive¡¡¡. Es un fiera. Pero como estudió más que el Presidente o que Pepiño parece listo. A Pepiño no le llega ni a la suela de los zapatos.
    Este es un bobo ilustrado. Un pelota adulterado por los estudios.

  3. Gran artículo Antonio.

    Lo que más me preocupa es que, lo que es alarmantemente triste para los pocos que nos informamos y comprendemos la importancia de un buen conocimiento en materia de Internet, no es ni muchísimo menos relevante para la gente que vota que, al fin y al cabo, son quienes nos imponen su decisión destructiva a todos los demás.

    Lo dejo en el aire: hasta que no sea un asunto que preocupe a la masa votante esto lo veo tristemente perdido, porque la clase política no va a tener ningún miedo en seguir así. ¿Podríamos hacer algo los que estamos informados y queremos que nuestro país no se quede atrasado tecnológicamente? Luego viene el llanto, la competitividad, el I+D y toda la retórica política, pero el primer paso -que es una realidad indiscutible- es favorecer el crecimiento de Internet, lineas de alta velocidad, etc. Eso es el primer paso, pero aquí parece que no lo comprenden…

    Patético este gobierno -y nuestros políticos en general.

  4. Es muy facil solucionar esto por parte de google. simplemente que una vez telefonica empezara a aplicar esta medida de cobros por contenido, google colocaria por su parte un manifiesto en su pagina principal pidiendo a todo ciudadano que colabore dandose de baja en telefonica, teniendo en cuenta que telefonica es una de las mas odiadas emempresas y google todo lo contrario, ya vereiamos quien sale ganando.

  5. Penoso, cuanto arrepentimiento, mi voto a más allá de la basura. Cuando habrá políticos competentes es España.

Los comentarios están cerrados.