Formato EPUB como ventaja competitiva en los libros electrónicos

Nook el libro electrónico

Barnes & Noble presenta oficialmente su lector de libros electrónicos, el Nook, a cuya salida se anticipó Amazon con la bajada de precios de Kindle y el envío internacional. Lo más interesante de las especificaciones son el soporte de Wi-fi además de 3G, el que parte de la pantalla sea para la navegación entre contenidos y en color en lugar de teclado y, sobre todo, soporte del formato de libro electrónico EPUB. Por cierto, el Nook está basado en Android, pero B&N ofrece clientes para sus libros en otros muchos dispositivos, tanto ordenadores personales como teléfonos móviles.

Aunque mucha gente tiene en mente PDF, EPUB es realmente el estándar que se va a imponer para el libro digital: es abierto, está diseñado especialmente para que el contenido se adapte a cualquier pantalla y, requisito para que los editores lo adopten, admite DRM para imponer políticas anticopia. Barnes & Noble saca ventaja al apostar por el estándar al poder vender para su libro y para los de otros fabricantes que lo soporten (de nuevo, con DRM), pero también al ofrecer un dispositivo en el que funciona el formato llamado a convertirse en el “Mp3 de los libros”.

Un último apunte, el Nook de Barnes & Noble implementa una funcionalidad curiosa en el mundo digital, permite “prestarse libros” comprados en la tienda entre los usuarios. Lo habitual es que en contenidos con DRM se limite el acceso a un único dispositivo o a varios asociados a la misma cuenta de usuario que los compró, lo que propone B&N es un préstamo limitado en el tiempo y con el que no queda claro todavía si el que presta puede seguir leyendo el libro que ha cedido. Se trata de una versión un tanto más moderada del esquema tradicional de DRM que limita lo que la tecnología digital puede hacer per sé, copiar y compartir una obra sin coste alguno. En los libros es posible que se admita el DRM mejor que con la música por la forma de ser consumidos (se suelen leer una vez y desde un sólo dispositivo), pero también que los esquemas que se contemplan impiden cosas como revender o regalar el libro una vez comprado, al final seguimos teniendo que un libro comprado en una tienda con DRM es peor producto que el mismo libro descargado de redes P2P o similares gratis y que no tiene DRM. Sobre el DRM en los libros, el formato EPUB y las nuevas formas de contenidos como servicio estamos apenas empezando a hablar.

Los comentarios están cerrados.