Facebook cobrando por las aplicaciones

facebookFacebook comenzó a cobrar a los terceros que crean aplicaciones en su red. En realidad no es obligatorio, pero su Verified App Program distinguirá entre dos tipos: las aplicaciones “fiables” que serán distinguidas como tales en su directorio – además de tener más permisos a la hora de interactuar con el usuario – y las “no fiables”, que podrán hacer menos cosas y tendrán menos visibilidad. Para pertenecer al primer grupo, las aplicaciones deberán pasar una serie de pruebas y sus creadores pagar 375 dólares al año. Antonio Más ha hecho las cuentas y, de pasar por el aro sólo el 15% de 48.000 aplicaciones, Facebook se embolsaría 2.700.000 dólares. Cabe recordar que MySpace apostó por esta política desde el preciso instante en que añadió aplicaciones.

Era de esperar. Facebook sigue buscando un modelo publicitario que le funcione, mientras que muchas empresas están obteniendo un valor muy importante a través de las aplicaciones. A eso hay que unir que más de un año después de que permitieran a terceros crear aplicaciones en la red social, el retorno de las mismas para Facebook como valor diferencial parece cada vez menor. Esto les lleva a replantear el equilibrio entre plataforma (en este caso Facebook) y los que construyen sobre ella. Llevando el paralelismo a los sistemas operativos, Windows se benefició siempre de que muchos hacían software para él, lo que empujaba a los usuarios a permanecer en Windows… la relación “plataforma-tercero” era de muteo beneficio. En el caso de Facebook, sin ingresos potentes por otras vías, han puesto precio a acceder a “sus usuarios”, demostrando que construir sobre una plataforma de otro es aceptar una relación de dependencia.

Artículos relacionados: