Un escéptico 3D ante la Nintendo 3DS

Nintendo 3DS

Hoy se pone a la venta la Nitendo 3DS, uno de los «gadgets» más esperados de los últimos años por lo que supone de renovación en un tipo de dispositivo de gran éxito pero cuestionado futuro (las consolas portátiles, amenazadas por el crecimiento de los móviles como plataforma de juegos) y por la apuesta por el 3D como gran innovación. Y aquí es donde está el meollo de la cuestión con la 3DS, si la experiencia con las tres dimensiones merece la pena, puesto que el resto de parámetros técnicos supone apenas una pequeña evolución de modelos anteriores.

Mi respuesta ante el producto – después de haber pasado un día jugando con él – es «complicada»: soy un escéptico con todo lo relacionado con el 3D. Como efecto me resulta llamativo, pero sólo «para un rato», y ni eso si precisa de utilizar gafas especiales para disfrutarlo. A día de hoy no he encontrado una experiencia 3D que me anime a abandonar mi escepticismo y que me convierta en un «creyente» de que realmente la innovación pasa por ella y que no estamos ante un reclamo más bien artificial para empujarnos a renovar la tele, el móvil y la consola.

Claro que la Nintendo 3DS, como otros dispositivos de este año, apuesta por tres dimensiones sin necesidad de gafas. Siin ser un «jugón intensivo», tengo que reconocer que el producto está bien acabado y que el efecto está muy bien ejecutado. Mi impresión personal es que para el 50% de los juegos, la tridimensionalidad tal como la ejecuta la 3DS no aporta demasiado: entre los títulos para la 3DS en el lanzamiento me encantó la versión del PES 2011 (muy bueno el efecto 3D en el terreno de juego), pero luego tenemos juegos – como los de plataformas – en los que el 3D apenas aporta un leve efecto con el fondo.

¿Veredicto? Sin llegar a convertime a la fe del 3D, la Nintendo 3DS es la primera que me hace dudar. Como toda plataforma su éxito vendrá dado por los juegos que vayan llegando y, en este caso, de que haya contenidos para visualizar adaptados (como los televisores, depende de que haya una producción en 3D que justifique que este también es un dispositivo multimedia). En todo caso, como decisión de compra y no estando en el «target» de las consolas portátiles, seguiré esperando encontrar una experiencia 3D que me convenza de que realmente esto es el futuro.

Relacionado: La nueva Nintendo 3DS ante el reto de repetir el efecto Wii, Precio de la Nintendo 3DS, ¿demasiado para la primera consola 3D?

Los comentarios están cerrados.