Editores de libros: el DRM no es vuestro amigo

Por aquí lo comentamos al analizar el movimiento de la Rowling, “menos control en el libro electrónico, es más: sin DRM los editores pueden ofrecer una buena experiencia de compra a sus clientes, ser compatibles con más dispositivos y no estar sometidos a los dictamines de Amazon, Nook o Apple.”

Ahora en Giga OM lo explican más y mejor, los editores no están sino interponiendo barreras a si mismos que les obligan a pasar por el aro de los que controlan el dispositivo / aplicación de lectura, los Amazon y Apple de turno. Cuando dentro de unos años – no demasiados si siguen así – se enfrenten a una situación cautiva frente a un monopolio (oligopolio en el mejor de los casos) quizás vuelvan la vista atrás para lamentar ese momento en que “compraron” el DRM que los grandes concentradores tecnológicos le ofrecen ahora “para salvarles”.

Los comentarios están cerrados.