Cuando el proveedor de internet paga a las discográficas por el P2P

Virgin Media es el nombre del proveedor de internet que en Reino Unido se plantea empezar a pagar a las discográficas en “indemnización” por la música compartida por sus usuarios mediante P2P. Paid Content anticipa el acuerdo y da algunos detalles de como funcionaría. Virgin Media utilizaría la tecnología de Playlouder, la cual instalará en sus redes para analizar todo lo que se comparta, detectar las canciones y calcular los pagos que se harían a las discográficas. No queda claro de momento como trasladarían esos costes a los usuarios, aunque parece que sería un servicio por suscripción.

Esto se plantea en un país – Reino Unido – en el que no hay copia privada y que coquetea con impuestos a internet y tecnologías de control en favor de la industria de los contenidos. Virgin, además, tiene una conexión evidente con la industria musical y un interés en potencia esa otra rama de su negocio. Aun con todo ello, no deja de sorprender el planteamiento: anulación por completo del secreto de las comunicaciones para las discográficas se lleven ingresos por el intercambio de contenidos a través de sistemas como Bittorrent. Se podría pensar en otras fórmulas, del tipo “paga todo el mundo aunque no use P2P y no lo espiamos”, pero eso lleva tiempo inventado: es el canon, aplicado a la conexión a internet.

Los ISP están deseando entrar en el mercado de los contenidos y llevarse un trozo de mercados como el de los servicios por internet (de ahí que propugnen vulnerar la neutralidad de la red) y el de los contenidos. Esta fórmula de Virgin Media es bastante burda, es dudoso que resista a un mínimo grado de cifrado de las comunicaciones, precisa de marcas de agua para clasificar los contenidos y difícilmente va a ser aceptada por quienes comparten música, pero a buen seguro que a medio plazo habrá más intentos. Fórmulas como el P4P van a permitir asociaciones entre proveedores de internet y la industria de la música y el cine; en ese momento, volveremos a ver iniciativas como esta que hoy comentamos, y no sólo en el Reino Unido.

Los comentarios están cerrados.