Crowdsourcing en Google Maps

Google MapsLos usuarios de Google Maps podrán corregir direcciones y localizaciones de comercios al estilo «wikipedico». Ojo, no hay que confundir esto con Mis mapas, que son marcadores personales, con la nueva funcionalidad los cambios afectan al servicio que observan todos los usuarios. Como explica César, de momento sólo está disponible para Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, aunque es de esperar a que lo traigan al resto de países.

Claro que se puede apuntar a que esto abre la puerta al abuso y a que los duseños de un restaurante se pongan a jugar con la dirección de la competencia. Google establece limitaciones a lo que un usuario puede hacer: no es posible modificar la dirección de aquellos negocios que ya la han verificado y se precisan varias revisiones para mover algo más de 200 metros respecto a su ubicación original.

Resulta interesante esta apuesta de Google por el Crowdsourcing en su servicio de mapas, clave en su estrategia de publicidad por proximidad. Más que la fiabilidad del proceso (a largo plazo lo será, aunque haya estadios intermedios en los que haya errores, cuya duración será inversamente proporcional al interés de la localización y por tanto al número de ojos mirando), me interesa la motivación de los usuarios. Y es que no es lo mismo colaborar con la Wikipedia, que después de todo es información libre en manos de una organización sin ánimo de lucro, que con Google, para que los datos se los quede y los comercialice. O quizás, a más usuarios de los que uno cree, lo que les importa es corregir el error que tienen delante, más allá de la propiedad de la información que están aportando.

Más información en el blog oficial.

Los comentarios están cerrados.