Comprar un libro electrónico en España con Libranda. Odisea en el ciberespacio

Comprar libro en Libranda

Ya está en producción Libranda, la plataforma de libros electrónicos que en España pretende aglutinar la oferta de las grandes editoriales. Como ya hemos comentado otras veces, no se trata de una tienda para el usuario final, sino de una plataforma tecnológica que permita a los libreros de siempre ofrecer obras en formato ebook en sus tiendas online. En su estreno cuentan con más de 2000 títulos, diez editoriales (entre las que están Planeta, SM y Random House Mondadori) y nueve tiendas donde comprar… con la vocación de ampliar en los tres frentes en los últimos meses.

El problema de toda la estrategia del sector editorial ante el libro electrónico es cuando aterrizamos en los detalles. Su apuesta por mantener a todos los intermediarios y “luchar contra la copia” desemboca en el uso del DRM y en que la experiencia es muy desigual en cada tienda y la diferencia de precio respecto al libro físico, escasa. Esta mañana he hecho el esfuerzo por intentar comprar un libro que anuncian que está en su catálogo, “Corazón tan blanco” de Javier Marías. Lo busco en uno de las tiendas que participa, Casa del libro y no encuentro la opción de comprar en versión libro electrónico en la página del libro. Voy a otra, Leqtor y no está en el catálogo todavía. Llego a una tercera, eCervantes y por fin damos con él. Estos problemas son subsanables en cuanto el catálogo de libros de Libranda esté bien integrado en las tiendas finales, pero lo peor empieza ahora.

Gracias al DRM de Adobe Digital Editions el proceso de compra consiste en: descargar un software e instalarlo, crearse una cuenta Adobe ID, configurar para dar acceso a internet de forma que puedan comprobar que tenemos permiso para leer la obra que hemos comprado y, por último, descargar el archivo con el libro. Si algún valiente ha llegado hasta ahí, la odisea en el ciberespacio que es comprar un libro electrónico en España todavía no ha terminado: queda la pregunta ¿dónde podre leer esto que he comprado? ¿qué podré hacer con mi libro?.

Antes de nada hay que aclarar un concepto, con DRM no compras realmente una libro o una canción, adquieres permiso para realizar algunas acciones con él. En el caso de las obras de Libranda con DRM de Abobe no queda muy claro qué lectores de libros las aceptan. En el proceso de compra no se informa de esto, en la página de Libranda tampoco queda claro (o al menos, servidor no lo ha encontrado esta mañana tras mucho buscar) y en la página de Adobe sólo citan a los Sony. Sabemos que es DRM sobre ePub por lo que mi sospecha es que al menos Papyre, Leqtor y los Sony los deberían aceptar. Servidor se queda fuera, ahora mismo uso Kindle y no hay versión siquiera para el móvil (Android, Symbian, Apple o cualquiera). Otra cosa, según los permisos que conceda cada editorial, tras todo este proceso, nos podemos encontrar con que no podemos siquiera copiar y pegar al leer desde el Adobe Reader o mandar imprimir una página.

En definitiva, comprar un libro electrónico en España frente a buscar gratis resulta una experiencia mucho más trabada y compleja, cerrada a una parte muy pequeña de usuarios y con limitaciones artificiales que no tienen los libros en formato sin DRM. He buscado “Corazón tan blanco” y he encontrado varias versiones descargables sin coste, pero requiere el esfuerzo de buscar, intentar descargar, comprobar la calidad de lo bajado… pagaría porque alguien me pusiese fácil y a un precio razonable el comprar los libros que quiero leer. Pero de momento en España eso sigue sin ser posible.

54 comentarios en “Comprar un libro electrónico en España con Libranda. Odisea en el ciberespacio

  1. Y ademas no hay que olvidar que el ebook en españa tiene un 18% de íva mientras que los que son en papel se benefician de un iva super reducido.

  2. Estoy de acuerdo con muchas de las críticas de tu artículo pero con otras no demasiado.

    Utilizar el Adobe Digital Editions es realmente sencillo y conseguir un ID de Adobe también. No lo veo más complejo que darse de alta en Amazon para cargar los libros en el Kindle o en Barnes&Noble para cagarlos en el nook. En el caso de Sony, sin no estoy equivocado, es obligatorio pasar por el puerto USB a través de una aplicación PC.

    Por otro lado, no ha sido Libranda quien ha dejado fuera a los usuarios de Kindle sino que es Amazon quien decidió que el resto del mundo, por interés propio, no pudiese acceder a su dispositivo.

    Lo ideal será que los ereaders permitan la descarga directa desde cualquier tienda online, en lugar de tenerlos ligados a una sola.

    Tambien está claro que Libranda se ha lanzado con los deberes a medio hacer y sin toda la información necesaria accesible. Ayer pude comprobar la lista de dispositivos compatibles, accesible ahora desde el home del sitio y que el día 15 de julio no fui capaz de encontrar.

    Saludos,

    —————————
    http://www.esbook.com
    —————————

  3. Vamos a ver, despues de estar leyendo algunas opiniones, hay alguna cosa que no tengo muy clara. Es cierto que lo primero que tienen que hacer es bajar los precios con respecto al libro fisico, pero de ahi a ver como he visto que hay quien lo pide a 2 ò 3 € me parece un poquillo excesivo la verdad. Hay que tener en cuenta que la edicion del libro no solo esta el que “lo escribe y el que lo vende”. Tambien juega un papel importante el traductor y el no menos importante maquetador. Logicamente cuando lo descargo quiero pasarlo al lecto y que lo vea lo mejor adaptado posible, y eso lo tiene que hacer alguien, que logicamente tambien tendra derecho a cobrar algo (no queramos pagarle 50 centimos por libro para poder vender a 3)

    Y por otro lado, no entiendo que problemas tiene la gente con que solo lo pueden leer en 6 dispositivos, que si es una vergüenza.. Francamente yo solo tengo un ordenador y un reader. Creo que no me equivocaria si dijera que la mayoria no tiene mas que un lector y con eso sobra.

    En cuanto a si es dificil usar Libranda, pues la verdad es que me resulto engorroso el despues de elegir el libro, tener que elegir la tienda y volver a buscar el libro.. Para eso entro directamente en la tienda y lo compro. No me supuso ningun problema lo de autorizar el equipo ya que cuando compre en el tajo britanico el libro, fui a su pagina y para bajar un libro gratis de mustra, tuve que hacer los pasos.

    En fin, creo que hay que buscar un termino medio. Ni el todo a 3€ ni mucho menos a 20€. Creo que entre un 30 y un 50% mas barato que el libro fisico seria mas que un buen incentivo para todos

  4. La culpa de que no se vean en el dispositivo iPad/kindle/el que tu quieras es porque llevan DRM. Al ser PDF o ePub no habria problema alguno en verlos en cualquier plataforma, ya que son un estandard.

    Al ponerle el DRM de Adobe la han cagado porque se cargan casi toda la ventaja que tenia que fuesen ePub.

    Y por cierto, suerte con eso de verlos en el iPad porque tal como es Apple no creo que lo ponga facil a sus competidores conociendo su historial.

    Con lo facil que seria quitar el DRM u ofrecer descargas directas al pagar. No me importa registrarme en una tienda pero hacer varios registros y usar un software concreto? FAIL!

  5. Si yo quiero comprar un libro me ponen trabas, no me dejan el formato que me gusta (para mí, el DRM es una basura), no lo puedo compartir con mi familia (un libro en papel se presta, uno en digital tienes que dar de alta,. te tiene que dejar,,,,), y encima los ahorros de almacenaje, material, distribución física, ete… no los repercuten en el precio, BAJÁRSELOS GRATIS NO ES PIRATERÍA, ES LEGÍTIMA DEFENSA. Eso sí, propongo un registro de autores o algo similar, y que el que se baje un libro done el porcentaje de derechos de autor al mismo.

  6. Poner un libro electrónico de novedad a más de 10 (o 9) euros es de sinvergüenzas. Estos nos tratan como cucarachas que nos interponemos entre *nuestro* dinero y sus bolsillos. Así lo llevan claro. Que sigan generando rechazo entre los lectores, que somos los que compraríamos sus libros. ¿Qué lumbreras dirigen esas empresas? ¿No han aprendido nada de la industria de la música y del cine? ¿Qué piensan, que con ellos va a ser diferente la historia y la reacción del público? Llegan tarde y mal. Como sigan así conmigo que no cuenten.

  7. Mientras no vendan los libros digitales como máximo a 3 euros, y eso si es de actualidad, y por supuesto sin DRM, no pienso comprar ni uno. Si prefieren no ganar nada a ganar poco, allá ellos. No pienso tener menos derechos sobre un libro digital que sobre uno en papel.

    Hasta entonces seguiré leyendo en digital, eso sí, con un parche en un ojo.

  8. Es una vergüenza…

    Me he metido en libranda y les he enviado un mensaje mediante el formulario de contacto diciendo precisamente lo que dice este post.

    Es mil veces mas fácil bajártelos en pdf gratis desde Scribd o directamente buscándolo con google.

    Si, la calidad es algo peor. Pero es que no pienso pagar por un libro con DRM que solo puedo leer en 1 dispositivo, que no puedo copiar a otros ordenadores y que encima de ser en formato electrónico vale prácticamente lo mismo que la edición en papel.

    QUE VERGUENZA!!!!

  9. Sólo quisiera recordar que no hay que confundir el texto con el libro, entre uno y otro median diversos oficios, del editor al maquetador, por lo que el libro es siempre el resultado de un proceso colectivo, mientras que el texto suele considerarse como algo individual (y aquí recuerdo que hay muchas formas de autoría). Un buen texto puede dar como resultado un mal libro.

    Los autores (tanto los buenos como los malos) siempre han podido intervenir en alguna o en todas las partes del proceso de edición. Ahora resulta mucho más fácil que hace unas décadas, obviamente. El autor puede convertir su texto en libro con programas de corrección de textos, de maquetación, de conversión a ePub, etc. Puede promocionarlo y venderlo directamente. Nada nuevo bajo la capa del sol, pero más fácil. Sólo que según cómo lo haga a lo peor no tiene ni tiempo para escribir. En muchos casos, la verdad, los lectores lo agradeceríamos: menos ruido.

    Me sorprende que en pleno siglo XXI persista esa idea romántica y decimonónica de sacralizar la idea de autor.

    Saludos cordiales.

  10. Con respecto a los precios, hay que aclarar que este no es un problema unico de las editoriales españolas. En Amazon ultimamente se han subido a la parra (por presiones de las editoriales) y los libros en version Kindle salen casi casi lo mismo que las versiones de papel.

    Yo estaria dispuesto a comprar libros en el Kindle originales porque: ayudo al autor, es mas comodo y lo puedo leer desde muchos sitios casi sin hacer nada. Pero claro, si voy a buscar un libro y me cuesta lo que cuesta, sabiendo que el precio deberia de ser un 40-50% mas barato porque hay estudios que ellos se estan ahorrando un 70% en gastos derivados de la no impresion, pues lo pirateo y punto.

    Es muy triste, para cuando se vayan a dar cuenta la gente estara mas acostumbrada a piratear libros que a comprar, y en ese momento ya no habra vuelta atras.

    Por cierto, el modelo de esta tienda, intentando mantener todos los intermediaros es simplemente ridiculo. Lo siento por los libreros, distribuidores, etc., pero segun se van produciendo avances, algunos negocios deben desaparecer o reconvertirse, intentar mantenerlos de manera artificial es tonteria.

    Y el humano tropezo por 27ava vez en la misma piedra…

  11. Esto suena igual a diferencia entre un DVD original y un DVD pirata:

    -DVD pirata: pones el DVD, ves la película.
    -DVD original: pones DVD, anuncio1, anuncio2, trailer1, amenaza legal1, trailer2, amenaza legal2, ves la película.

    Odio el DRM no por querer ser ilegal, sino porque tengo una canción en MP3 que NO PUEDO ESCUCHAR DESDE HACE DOS AÑOS PORQUE EL SERVIDOR DE DRM YA NO EXISTE.

    He aquí señores, el gran problema del DRM. ¿Se imaginan que compramos un coche y un buen día no podemos volver a conducirlo porque el concesionario ha cerrado?

  12. Yo he buscado Alexandros de Valerio Massimo Manfredi lo he encontrado y luego he ido a casa del libro con el enlace que me daba libranda Y lo he tenido que volver a buscar!!!!

    Por cierto el Ejército perdido del mismo autor en ebook solo vale 1 euro menos que el físico.

  13. Ah, ¡ cuántos problemas gratuitos y cuántas tonterías me estoy ahorrando sólo por seguir leyendo libros en papel ! Qué ganas de complicarse la vida cuando lo que mejor funciona es lo que ha venido funcionando bien desde hace siglos….

    Saludos,

  14. No te equivoques. Los problemas gratuitos y las tonterías no vienen por “el libro electrónico”. Vienen porque las editoriales quieren seguir vendiendo los libros en papel o algo muy parecido, y están asustando a la gente como tú, que lo único que quiere es leer en paz.

    Sin embargo, la gente con problemas visuales graves, que ahora puede leer más cómodamente merced a los tamaños de letra adaptables; la gente con problemas de articulaciones que ahora no tiene que preocuparse del peso de los libros; la gente que tiene una casa muy pequeña en la que no caben muchos libros de papel… Todos esos no tenemos la suerte de que los libros de papel “nos funcionen bien”. Todos esos no tenemos la suerte de “poder ahorrarnos problemas gratuitos y tonterías”. Por contra, están saboteándonos en nuestra legítima aspiración de querer leer, y todo porque son unos regres incapaces de buscar modelos de negocio distintos al que usan.

  15. Hace unos pocos meses apareció un interesante artículo en The New York Times titulado Math of Publishing Meets the E-Book donde se analiza cuánto cuesta hacer un libro impreso y cuánto uno digital y que me parece un buen punto de partida sobre el debate en torno a los costos de los libros digitales.

    Por otro lado, iniciativas como Digital Text Platform le permiten al autor recibir hasta un 70% de regalías, siempre y cuando el precio final del libro digital esté entre 2,99 y 9,99 dólares y que dicho precio sea por lo menos un 20% inferior al de la versión en papel. Evidentemente, habría que tomar en cuenta que no todos los autores tienen el tiempo o los conocimientos suficientes como para hacer un buen trabajo de edición, por lo que las editoriales todavía seguirían siendo en muchos casos necesarias.

    El DRM es sin duda una mala idea y lo que habría que hacer es incentivar la cultura libre. La mayoría de autores probablemente ganaría más si pusieran el pdf gratuito de sus libros en su sitio web y, adicionalmente, enlaces hacia versiones de muy bajo costo de los mismos tanto en papel como en ePub y otros formatos para libro electrónico.

  16. Es una pena que comprar libros digitales en España sea tan difícil. Comparemos el proceso descrito en este artículo con el de comprar un libro en inglés:

    1. Compramos un eReader o bajamos una aplicación para un dispositivo que ya tengamos.
    2. Buscamos cualquier libro en la tienda online correspondiente a nuestro eReader o aplicación.
    3. Hacemos click en ‘comprar’ o ‘descargar gratis’ (ya que muchísimos libros, mayoritariamente los clásicos, son gratuitos).
    4. Leemos.

    Esto me ha llevado a la práctica de que cada vez que veo un libro español que me apetece leer, en lugar de someterme al tedioso proceso de comprarlo en España o a leerlo con un parche en el ojo, me voy a iBooks y me leo algún clásico gratis.

  17. Pues menos mal para los intermediarios que persiste esa idea romántica y decimonónica, porque es la base de los derechos de autor. Sin esa sacralización, adiós al monopolio sobre la obra. Toca vender los libros en un mercado libre (que todo el mundo pueda vender copias de la última novela de Dan Brown).

  18. Libranda es un intermediario que se añade a lo preexistente, por lo cual me pregunto qué añade a la cadena de valor. No añade nada. Ni escribe los libros, ni los edita (maquetador, etc), ni proporciona las copias al comprador… En todo el mercado norteamericano del elibro, muchísimo más desarrollado que el nuestro, no hay nada que se parezca a Libranda, precisamente porque algo como Libranda es absolutamente innecesario, no le añade ningún valor a la cadena.

    A mí Libranda me suena a intento de establecer un monopolio, intento condenado al fracaso, tanto por el p2p como por el hecho de que las editoriales españolas no tienen los derechos para Internet de las obras, y los autores (o sus agentes) están cediendo estos derechos para un máximo de 2 años.

    Así que tenemos mucho bombo y platillo con este invento llamado Libranda, pero con 2.000 títulos, que tal vez sean 10.000 en el futuro, y tal vez sean cero cuando los contratos se renegocien dentro de 2 años, está condenado al fracaso. Si es que hasta parece ridículo, en un mercado en el que el catálogo de las principales librerías online se mide en cientos de miles, e incluso millones de títulos.

    Antes o después gigantes como Google, Amazón, y B&N aterrizarán en España, y barrerán del mapa a Libranda. ¿Para qué le van a pagar algo a un intermediario que no aporta nada?

  19. En principio, no debería haber ningún problema en leer ePub con DRM en el iPad. Sí lo habría en leer ePubs vendidos por Apple en lectores que no sean iPad, porque Apple no pone el DRM estandarizado para ePub sino el suyo propio, FairPlay. Como de costumbre, Apple quiere su jardín bien valladito (y soy usuario de productos Apple desde el Apple IIe, por si alguien cree que es que les tengo manía. Que se la tengo 🙂

    Su aplicación lectora de libros, iBooks, añadió hace unas semanas el poder abrir PDFs. No sé si contemplará el tema del DRM de PDF. En todo caso, hay bastantes aplicaciones de lectura de PDF en iPad: supongo que alguna lo tendrá en cuenta.

    Respecto al precio de los libros electrónicos, ahí hay que desengañarse: la impresión sobre papel es sólo una pequeña parte del coste total de una obra.

    Para los que os entendáis con el inglés: ésta es una serie de entradas en el blog de Charles Stross, un autor de ciencia-ficción e informático, donde explica cómo funciona el mundillo de las publicaciones, y cómo está siendo la transición a la publicación digital desde su perspectiva:
    http://www.antipope.org/charlie/blog-static/2010/04/common-misconceptions-about-pu-1.html

    Especialmente ésta: http://www.antipope.org/charlie/blog-static/2010/05/cmap-9-ebooks.html

  20. Una cosa que todavía no han dicho en los comentarios es que no se puede instalar el Adobe Digital Edition en linux solo Windows y Mac. Es otra limitación adicional ya que están perdiendo a parte de la gente que puede comprar libros digitales al emplear una plataforma que no pueden utilizar. Así que otro fallo.
    Un saludo a todos.

  21. Mauricio C publicó más arriba un interesante enlace a un artículo del NYT en el que se describen los costes de una edición de tapas duras y de una electrónica.

    http://www.nytimes.com/2010/03/01/business/media/01ebooks.html?_r=1

    De los 26 dólares de precio típico de un tapas duras, 13 se los lleva el librero, y 3,25 van a impresión, almacenaje y envío de los ejemplares, incluyendo devolución de copias no vendidas. El resto son 9,75 dólares, pero es que además hay que tener en cuenta que la edición de tapas duras es la cara, los costes son menores en una edición de tapas blandas (por ejemplo, el porcentaje del autor es menor).

    A continuación desglosa costes de la edición electrónica, en una plataforma cara como es el iPad, tomando que el precio del elibro son 13 dólares, y concluye que la editorial se lleva más dinero que con el tapas duras, y eso que el porcentaje de Apple es monstruoso (un 30%, casi 4 dólares) para ser una distribución vía web.

    Para mí estas cifras demuestran claramente que el precio de Amazon (10 dólares, unos 8 euros) es el que debe ser para un libro recién salido al mercado, y que el precio debiera ser posteriormente muy inferior conforme se vayan amortizando costes con el paso del tiempo, dado que una parte de los costes son fijos. En realidad con el libro impreso esto siempre se ha hecho, primero se saca una edición más cara, y después otras más baratas.

    Naturalmente, con los libros que están en el dominio público te ahorras el porcentaje del autor, y de hecho hay webs que estos libros los dan gratis (incluyendo en muchos casos la versión USA de la tienda del Kindle).

    En definitiva, todo lo que sea cobrar más de 8 euros por la edición electrónica de un libro recién salido al mercado es un robo, y un libro que ya lleve unos cuantos años en el mercado debería tener un precio muy inferior, e incluso ser gratis y financiarse con la publicidad de la web que lo distribuye.

    Y esto con la estructura de costes actual, que en el futuro será muy diferente. Por ejemplo, los editores seleccionan los libros, porque una tirada cuesta dinero, y eso es un coste salarial importante. Un trabajador altamente cualificado (el editor) ha de gastar el elevado número de horas que se requiere para leer el libro, para decidir si lo publica o no. En el mundo digital no necesitas seleccionar nada (la famosa larga cola, admites todo lo que te envíen), así que una parte creciente de los títulos publicados van a ser auto-edición vendiéndose a precios de risa, o incluso gratis con anuncios.

  22. Entre unos y otros al final va a pasar como con el cine y la música que hace tiempo están más que muertos (o por lo menos los contenidos de calidad) el siguiente en morir, es el libro.

  23. empresa eJpañola proyectando i+d+i:

    ? RiNG RiNG ?

    palillero A – ¡ManoloooO!
    palillero B – ¿queeéh?
    A – ¡Nos bamos a forráh con lo del libro letrónico, los gafapastas soltarán guita como locoh por no irse ar lemule eze!
    B – ¿HA cuanto loj ponemoh? con la no-crisis y tal… la cosa ejtá malita
    A – iguá que er de papeh pero le rejtamo 2 leros pa que parejca varato
    B – BALE ¡pero ejtoj cucarachas de leer libroh son unos piratah, ladroneh e indeseableh de tomo y lomo!
    A – tranquilo que ai bisto un pograma de puteo fetén pa tenel·los firmeh. ¡ ban a sudah la gota gorda!
    B – mestoi tocando!
    A – ea
    B – ea

  24. Pues no es tan dificil comprar un libro en Libranda. Yo he tardado aproximadamente 30 segundos en comprar uno (y otros 30 segundos en eliminar la protección DRM)

  25. España ha sido hasta ahora la cuna de las publicaciones en español. Se avecina un cambio en el mundo editorial y no entiendo la resistencia al cambio. Creo ver una increible oportunidad de negocios porque la selección de libros en español en Amazon y otras tiendas de America es bastante pobre y también una oportunidad para rescatar el hábito de lectura.
    ¿Alguien por favor puede explicarme el motivo de esa resistencia? No lo puedo comprender.
    Eriginal Books LLC
    Casa editorial de libros digitales
    http://eriginalbooks.com/

Los comentarios están cerrados.