El cole de Sillicon Valley que repudia la tecnología

Interesantísima pieza en NYT sobre los colegios Waldorf y su rechazo hacia la tecnología con el paradójico caso de su centro en Sillicon Valley, al que muchos padres de empresas del sector (Google, eBay, etc…) envían a sus hijos. Su tesis es fuerte, la enseñanza es una experiencia “humana” y la tecnología es una distracción que no ayuda ni en la aritmética, ni en la escritura ni el fomento del pensamiento crítico.

Creo que tiene un interés especial porque su posicionamiento conecta con algo que muchos pensamos por muy “techies” que seamos: el centro de la enseñanza es el profesor y cada vez que alguien (un político, un centro educativo, un pedagogo) nos vende un programa o acción por “el instrumento utilizado” (el típico mensaje de “x ordenadores en el aula”), uno piensa que están totalmente desenfocados. La herramienta debería ser lo de menos y el reto es entender como internet y la tecnología pueden ayudar al profesor y no al revés.

Sólo un último apunte, Waldorf obtiene unos resultados sobresalientes con su filosofía, pero también debemos tener en cuenta que se trata de un colegio que cobra unos 20.000 dólares al año por alumno, con lo que esto implica de capacidad de atención y personalizada y posibilidades y preocupación de las familias. De hecho un factor a destacar es como en su entorno familiar los padres de esta institución tampoco inician a sus hijos en el uso de internet y dispositivos a edades tempranas. Las escuelas normales tienen desafíos muy diferentes, uno de ellos es como trabajar de forma desconectada con alumnos cada vez más acostumbrados a interactuar con una pantalla. En cualquier caso, un tema apasionante.

Los comentarios están cerrados.