Adiós SMS, en España nadie soporta que el cuñado tenga gratis algo por lo que uno paga

Blackberry Bold
Tras nochebuena, un técnico de unas de las grandes telecos que operan en España me indicaba que habían perdido 700000 SMS respecto a 2010 y 1200000 respecto a 2009, en un proceso acelerado de abandono del uso del SMS para felicitar la navidad. La interpretación era clara, la adopción de sistemas de mensajería tipo Whatsapp o Blackberry Messenger (y en menor medida otros como Facebook, Viber o Groupme) han conquistado al usuario avanzando y al público juvenil.

Lo peor, para las teleco, es que además de la pérdida de facturación millonaria, el proceso se está acelerando. Las previsiones de abandono del uso de SMS hacia otros sistemas basadas en modelos lineales se han demostrado fallidas ante un proceso acelerado por dos variables: la crisis que ha agudizado la búsqueda de opciones económicas para todo y, algo muy propio de nuestra cultura, que es evitar sentirse estúpido por pagar por algo que socialmente se ha depreciado. De hecho la nochebuena, la nochevieja y demás días de encuentros familiares actúan a modo de escenarios de trasvase de conocimiento, con cuñados explicando cómo envían mensajes gratis.

La buena noticia para las telecos es que esto significa a su vez, más tarifas de datos y smartphones vendidos. Para el público que los abandona empiezan a ofrecer SMS en modalidad tarifa plana (Movistar, por ejemplo, pero las demás también incluyen muchos SMS gratis en las tarifas de datos). En cualquier caso, los modelos de ingresos basados en que los SMS van a desaparecer de forma lenta y progresiva van a tener que ser revisados por otros en los que whatsapp y compañía crecen con mucha más fuerza

Relacionado: Los enterradores de los SMS también tienen un precio

Los comentarios están cerrados.